Archivo

Entradas Etiquetadas ‘reglas’

La Fórmula del Éxito

Miércoles, 10 de junio de 2009 1 comentario

por Carlos Segura

Las 25 reglas más importantes para alcanzar el éxito en la vida privada, así como en el trabajo. El secreto radica en aplicarlas con todo el rigor de su sentido.

Todos queremos tener éxito en la vida, lograr algo que nos haga enorgullecernos. (¿Cómo es que unos lo logran y otros no? ¿Existe una fórmula secreta para los triunfadores, o es sólo una casualidad, un capricho del destino?

La verdad es que el éxito siempre funciona según un patrón similar, tanto en la vida privada, así como en el trabajo. Únicamente hay que saber cómo sacar lo mejor de sí mismo, siguiendo los principios del “self-management”, como lo llaman los expertos modernos de la planeación de la vida.

No importa si pretendemos una súper carrera o un matrimonio feliz. O por qué no, también tal vez ambas cosas. Sólo hay que practicar un par de reglas muy sencillas y descubrir el potencial que cada uno de nosotros llevamos dentro.

1. Desarrolla fuerza de voluntad

El éxito sólo llega a la persona que aspira a lograr tenerlo. No esperes que alguien te descubra, descúbrete tú mismo. Di: yo quiero, yo puedo, yo hago, yo logro. El éxito nunca nos llega caído del cielo. Debe ser aspirado, elaborado y conquistado con concentración.

2. Fíjate en los demás y aprende

Aprende de aquellos que tienen éxito. (¿Qué es lo que hacen diferente que tú? En la mayoría de los casos, su éxito no esta basado en trucos ni en la casualidad, sino que en algo que cuesta esfuerzo; entrenamiento, empeño, constancia, entrega y valor para tomar responsabilidades y reconocer errores.

3. Persigue tus metas

Cada éxito comienza con una idea. Formúlala, no la sueñes únicamente. Desarrolla ideas de tus metas, esto le dará fuerza a tu voluntad. Primero descríbelas con mucha precisión en tus pensamientos. Luego apúntalas, qué es lo que quieres alcanzar y cuándo. Debes ajustarte a este itinerario y ponle palomitas a cada punto realizado y logrado. Cuando te atoras, trata de averiguar cuál fue el problema. Haz un nuevo intento, pero no pierdas nunca la meta de la vista.

4. Pon prioridades en tu vida privada

Todos podemos tener éxito en diferentes papeles: en nuestra relación de pareja, como hombre o mujer de negocios, como coleccionista, aficionado al deporte, a la belleza. Ser el primero en todos los renglones no es posible. Apunta qué es realmente importante para ti. Concéntrate en lo esencial. Quien se distrae en miles de cosas, ya esta programado para el fracaso.

5. Pon prioridades también en el trabajo

Trata de que tu jefe o compañero sea eficiente al apoyarlo siempre. Si él es buena persona, persigue las mismas metas que él. Si no lo es, trata de perseguir las metas que el podría alcanzar si fuera mejor. Entonces pronto lo reemplazarás.

6. Haz un plan

Prepara un plan profesional. En la noche apuntas lo que tendrás que hacer en la mañana siguiente. Para asuntos a largo plazo, apúntalos. Prepara lo que sea necesario con anterioridad, ya sea una plática, una fiesta o una fecha especial.

7. Aprende a decir no

En muchas ocasiones eso es incómodo y penoso, pero sólo en el momento en que hay que negar algo a alguien. “Ser siempre condescendiente y simpático” es trabajo extra que nadie logra por mucho tiempo. Además, nadie paga por eso.

8. Tú tienes buenas cualidades

Haz una evaluación de ti mismo: ¿cuáles son mis cualidades?

¿Las estoy aprovechando al máximo? ¿Estoy haciendo suficiente propaganda para mi mismo? ¿He llamado la atención de mi jefe? ¿Realmente conoce mis aptitudes? Luego hay que reflexionar sobre nuestras debilidades y tomarlas en consideración, pero honestamente. Quien se esta mintiendo a si mismo, nunca alcanza la meta por puro miedo.

9. Cuida tu tiempo

Trabaja en forma eficiente. Trata de saber cuáles son tus horas más productivas y creativas. Estas horas doradas no las vayas a desperdiciar con comidas largas, llamadas telefónicas personales, asuntos innecesarios o con charlas insignificantes. Los asuntos de rutina sólo hazlos si de todos modos estás perdiendo energía. Fíjate dónde estás perdiendo el tiempo, por ejemplo en buscar documentos, llaves, registros, etc. Pero siempre ten suficiente tiempo para pensar, para relajarte y para amar.

10. Analiza todo

Pregúntate siempre: esto y aquello, ¿realmente será necesario en esta forma? No creas que porque algo siempre ha sido hecho de cierta forma, esta es la única forma o bien la correcta. No necesariamente tiene que seguir siendo así.

11. Se maestro de tus tensiones

Trata de analizar que te está causando tensiones: ¿demasiado trabajo? ¿los compañeros de trabajo? ¿Poco reconocimiento por parte del jefe? Es muy importante desarmar las dudas y los fantasmas sobre nosotros mismos. No tengas miedo ante alguna riña o de quedar en ridículo. Mejor di: no lo logré y lo intentaré de nuevo, a no me atreví a hacerlo o a decirlo.

12. Acepta las tensiones si no puedes hacer nada en contra de ellas

Si tienes que ser altamente eficiente, disfruta el estado de ser bueno. Esto se puede aprender: en el deporte físico o mental y en el trabajo. Hasta al solucionar un simple crucigrama.

13. Muévete

Quien desea lograr algo especial, debe ser activo. Haz ejercicios, ve a nadar, mantén tu cuerpo, tu espíritu y tu alma en perfectas condiciones.

14. Piensa en forma positiva

Cierto, es un cliché, sin embargo por medio de los pensamientos negativos, las preocupaciones constantes y el pesimismo no es posible mejorar la calidad de nuestra vida. Acepta los retos, busca soluciones y cree en ti mismo. Di: aun quiero más.

15. Se firme en tus decisiones

A veces malgastamos nuestro tiempo y energía, o tomamos una decisión demasiado pronto y no reflexionamos lo suficiente.

De manera que :

  1. Aclara el problema, piensa cuál debe ser el resultado.

  2. Checa lo que esta a tu disposición. Si requieres de mas datos, trata de conseguirlos inmediatamente.

  3. Consulta a todos los que están involucrados en el asunto.

  4. Apunta las posibilidades.

  5. Clasifica los pros y contras.

  6. Toma un decisión.

  7. Observa que las decisiones sean llevadas a cabo, porque de otra forma todos los preparativos han sido inútiles. Si es necesario, ponte furioso.

16. Delega

Si eres jefe o pareja, cede trabajo. Transfiere responsabilidades y autoridad a otros. Así podrás controlar mejor que las cosas anden debidamente. Aunque aparentemente no tendrás nada que delegar, adopta el principio. Aprovecha la inteligencia y la energía de otras personas en favor tuya.

17. Fomenta a otros

Anima a los que están cerca de ti, enseña algo a tus compañeros de trabajo, a tus amigos, hijos. Trata de que reine un ambiente agradable. Haz lo que sirve a todos, también te hará feliz a ti.

18. Hazlo ahora mismo

No dejes para mañana los asuntos desagradables. Mejor una solución, que situaciones no claras. Lo que te parece bueno, hazlo inmediatamente.

19. Escucha a los demás

Aprende de los conocimientos de los demás. Sé curioso al escuchar otras opiniones, reúne controversias. Escucha a los demás antes de hablar tu mismo. Nunca interrumpas a otras personas. Es importante que escuches muy bien al hablar con tu jefe, cómo y cuándo desea ser informado. De manera detallada, o muy corta, sólo por las mañanas, nunca malas noticias el viernes. No lo olvides.

20. Se astuto y previsor

Planea cómo puede y debe transcurrir un asunto, como va a transcurrir y dónde podrá haber problemas. Esto te puede ahorrar semanas de esfuerzo, tiempo y energía. Toma en cuenta los riesgos, parte de la posibilidad más negativa. Entonces será difícil que algo te salga mal.

21. Ten confianza en tus sentimientos

La inteligencia no lo es todo. Escucha tu voz interna. Los sentimientos reprimidos te bloquean. Di lo que podrá parecer “una locura”, ya que en muchas ocasiones las ideas grandes y geniales surgen como “una locura”.

22. Se modesto

Las personas activas, las más eficientes, son aquellas que no se sienten demasiado orgullosas y cobardes para admitir errores. Toma consejos, aprende de las críticas. La gente exitosa se reconoce por su habilidad de saber aguantar.

23. No seas modesto

¿Cómo? Sí. Se pretencioso en tus perseverancias. “Think big“, piensa todo un número mas grande, aún aquello que parezca no poderse mejorar. No permitas que otros te saquen del concepto ni que roben tus sueños. ¡Lucha sin cesar!

24. Elogia a los demás y demanda elogios para ti mismo

No te canses nunca en admirar a los demás si han trabajado bien. Pero también hazlo saber, si el éxito se debe a tus esfuerzos.

25. Nunca tengas miedo que no podrás con todo

Cuando reina el caos, permanece tranquilo. El verdadero fuerte de las personas exitosas es la calma cuando todos los demás están nerviosos.