Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Presentaciones efectivas’

Cómo hablar en público

Martes, 26 de enero de 2010 Sin comentarios

De todas las actividades que involucran el exponer o presentar, el 80% de los directivos encuentran el hablar en público la actividad que más nervios les generan.

Los nervios que se derivan de la perspectiva de tener que hablar en público, provoca que mucha gente se congele y no sepa que hacer. A continuación una serie de consejos para prepararse y perderle el miedo a esta actividad.

La primera impresión cuenta

Ya sea que esté presentando un programa de negocios a su jefe o a algunos inversores para recaudar dinero, o que esté promocionando su negocio a un cliente potencial, la primera impresión es muy importante. Puede sonar obvio, pero el poner la presentación en un buen folder puede ayudar. El cómo se ve usted es igualmente importante. Vístase apropiadamente y asegúrese que está limpio y pulcro. Vista algo en lo que usted se sienta bien. Eso ayudará a aumentar su autoconfianza.

Sea Claro

Encima de todo, busque ser claro –el tener una presentación en un paquete grande es una distracción y puede dar la idea de que está tratando de esconder algo. Si su presentación habla de tecnología y tiene que utilizar lenguaje especializado, recuerde explicar ese lenguaje o incluir un glosario. Sea claro en su mente de lo que es interesante, diferente o excitante acerca de su negocio. Asegúrese que no se desvía con los detalles –esto puede evitar que exponga los elementos importantes de su plan o negocio. De la misma manera, escuche cuidadosamente las preguntas y asegúrese que las contesta de manera clara y concisa.


Manejando los nervios

Ya sea que este presentando a un gran grupo o a un solo individuo, su éxito depende de la manera de cómo presenta el mensaje. Sentir algo de nerviosismo antes de dar un discurso es natural y hasta saludable. Demuestra que le importa lo que está haciendo. Pero demasiado nerviosismo puede ser perjudicial. Conozca a su audiencia. Salúdelos con una amplia y cálida sonrisa. Imagínese que se encuentra con un grupo de amigos. Es más fácil hablar con amigos que con extraños.

La práctica hace al maestro

Practique su presentación con alguien con quien se sienta cómodo, como un familiar o amigo. Use esta oportunidad para perfeccionar su técnica y para ver sus áreas de mejora. También aproveche aquellos momentos en donde usted sabe que no tendrá mucha oportunidad de conseguir algo para probar técnicas para cuando tenga que exponer y sí tenga oportunidades.

Como parte de las técnicas que utilizamos los coaches ejecutivos tenemos las siguientes:

Conozca su material. Si usted no está familiarizado con él o se siente incómodo, su nerviosismo se incrementará. Practique su discurso y modifíquelo si es necesario.

Visualícese dando la presentación. Esta técnica es muy importante. Imagínese usted hablando en voz alta y clara. Ayuda también el visualizar a alguien que usted conozca y que sea buen presentador e imaginarse a usted mismo presentando de la misma manera.

Asegúrese que está bien preparado. Haga buen uso de ayudas visuales, ejemplos, tecnología, etc. Practique para que su presentación se vea fluida y profesional.

No se disculpe. Si menciona su nerviosismo o se disculpa por cualquier problema que usted crea que tiene que son presentación, estará atrayendo la atención del público a algo que no han notado. Guarde silencio.

Planee de antemano. Piense acerca de cualquier pregunta posible que pueda surgir y prepare la respuesta. Si surge una pregunta que no pueda contestar de inmediato, sólo diga enviará la información posteriormente.

Como todos los consejos que se han dado en esta columna son fáciles de ejecutar. Sin embargo, lo básico es HACERLO. Pruebe y me cuenta los resultados.

6 Consejos para presentar sus ideas de manera efectiva

Martes, 10 de noviembre de 2009 Sin comentarios

Puede tener una propuesta valiosa con objetivos y beneficios claros, pero si no entiende cómo presentar esas ideas a la alta gerencia, puede aburrirlos y no lograr exponer sus puntos.

El hecho es que hablar con la alta gerencia (o a cualquiera que desee transmitir un mensaje) requiere que vea las cosas bajo la perspectiva del otro de manera consistente.

David Green, director de curriculum en Dale Carnegie Training, refuerza este mensaje en sus presentaciones y conferencias.

He aquí algunos consejos para que considere en su próxima presentación:

  1. Cómo “escucha” la alta gerencia. Los ejecutivos de alto nivel son escuchadores experimentados con un con poco tiempo que generalmente están tomando grandes apuestas en función de personas, recursos y presupuestos. Tienden a ser pensadores globales, enfocados en la expansión, el crecimiento corporativo, el mercado y su influencia en sus negocios.
  2. Tome el 90% de su tiempo en su presentación. La mayoría de los presentadores gasta mucho tiempo desarrollando el contenido de la presentación, pensando que si arman un caso a prueba de balas con mucho material de soporte no pueden perder. De hecho, dice Green, debemos de tomar 90% de nuestro tiempo en la presentación como tal – ¿quién es la audiencia, cuál es su nivel de conocimiento acerca del tema, qué necesitan saber para tomar una decisión (en nuestro favor), qué quieren saber? Lo que los tomadores de decisiones quieren, es información simple, clara, concisa, relevante e interesante.
  3. Dígales qué tienen que hacer. Lo que le diga a los ejecutivos en su presentación debe contener el tema (cualquiera que este sea). Traduzca su mensaje en problemas, estrategia, prioridades, la visión o misión de la compañía— las prioridades del negocio que les conciernen.
  4. Utilice el entrenamiento en ventas más corto del mundo: Conozca su negocio. Conozca su tema. Luego, júntelos, dice Al Krause, CEO de Coposite Optics, Inc.
  5. Desarrolle la estructura de su presentación. Indique el problema (como usted lo ve). Este debe ser una declaración similar a la que haría un abogado. Investigaciones de Green muestran que las declaraciones que toman esta forma funcionan bien para darle enfoque a su presentación: “Esto es el por qué estamos aquí hoy”, o “Esto es lo que yo entiendo acerca de nuestro problema”. Luego pregunte, “¿Algo ha cambiado?” o “¿Entiendo correctamente la situación?”
    Especifique la solución: Consejo: No confunda el dar antecedentes con indicar su punto. No es lo mismo. Si los ejecutivos necesitan explicación la preguntarán, así que salte directamente a lo que usted ve como la solución.
    Especifique el “porqué”. Construya credibilidad para resolver el problema. “La audiencia no quiere saber cómo hacer un reloj. Ellos quieren saber qué hora es.”
    Haga su propuesta. “Usted siempre está vendiendo algo o pidiéndoles que hagan algo,” dice Green. No se salte este paso.
    Solicite acción. Este es un paso importante que muchos gerentes de Recursos Humanos se saltan. Dígales qué necesita y pídales que lo aprueben. Recuerde que muchas decisiones de alto nivel primero se hacen y luego se justifican, dice Green.
    Responda cualquier pregunta. Un resumen breve es también importante para corregir cualquier mal entendimiento y responder preguntas.
  6. Ensaye. Recuerde: usted es el mensaje. Mientras más senior sea su audiencia, ensayar es más importante, dice Green.

Consejos de Green para calibrar a su audiencia.

Antes de hacer su presentación, pregúntese lo siguiente. ¿Sabe usted…?

  1. ¿Qué necesitan saber?
  2. ¿Por qué están ahí?
  3. ¿Si van a entender los hechos y los números?
  4. ¿Si saben algo acerca de su tema?
  5. ¿Cómo se sienten con el PowerPoint?
  6. ¿Si esperan entretenimiento?
  7. ¿Si les gustan los resúmenes impresos?
  8. ¿Su actitud acerca del tema?
  9. ¿Qué preguntas pueden tener?
  10. ¿Cómo aprenden nuevas cosas?
  11. ¿Cómo responden al humor?
  12. ¿Si van a querer escuchar?

Fuente: David Green, Dale Carnegie Training

Traducción: Carlos Segura