Archivo

Entradas Etiquetadas ‘éxito’

7 Decisiones que Cambiarán tu Vida

Jueves, 14 de octubre de 2010 1 comentario

Recientemente terminé de leer el libro “El regalo del viajero” de Andy Andrews. En él plantea de una manera muy creativa el dilema de un individuo que ha tocado fondo.


regaloviajero Se trata de un hombre exitoso, con un muy buen trabajo, excelente sueldo y una familia bonita y feliz. De repente, lo corren de su trabajo debido a una fusión y comienza su calvario.

Pasa meses tratando de encontrar trabajo sin éxito, los problemas económicos se agudizan, su rencor crece, su pesimismo se alimenta.

Su familia se comienza a desmoronar y su hija cae enferma, necesita cirugía y no tiene dinero. Consigue trabajo de cargador y lo corren por atender una emergencia de su hija. Toca fondo.

Tiene pensamientos suicidas y yendo en su automóvil sufre un accidente que lo deja inconsciente y ahí comienza su aventura.

Tiene una serie de visiones en donde conoce a 6 personalidades del pasado: el presidente de E.U. Truman, el rey Salomón, Cristóbal Colón, Anna Frank, un coronel de la guerra civil de E.U. y Abraham Lincoln. También conoce a un ángel.

Cada uno de ellos le enseña una lección que debe aplicar en su vida para sobreponerse. Estas son:

  1. Asumo la responsabilidad de mi pasado. Soy responsable de mi pasado y mi futuro. Debemos dejar de culpar a los demás de nuestras desgracias. Nadie más que nosotros mismos somos responsables de lo que nos pasó y sobre todo de lo que nos pasará.
  2. Buscaré la sabiduría. Seré siervo de otros. Tenemos que ser humildes, saber callar, saber escuchar, saber servir. Aprender de los demás.
  3. Soy una persona de acción. Aprovecho el momento. Decido ahora. Ya en otro artículo de este blog traté de la importancia de tomar decisiones. Planeamos muy bien, inclusive generamos alternativas, pero a la hora de tomar la decisión comenzamos a dudar y a desconfiar. En realidad estamos desconfiando de nosotros mismos. Es importante recordar que no hay fallas sólo aprendizaje.
  4. Tengo un corazón decidido. Mi destino está asegurado. Apuntar a un objetivo y creer en él, creer profundamente que lo lograremos y actuar en consecuencia.
  5. Hoy decidiré ser feliz. Soy poseedor de un espíritu agradecido. Es nuestra decisión seleccionar nuestro estado de ánimo, decidamos ser felices; sí es así de fácil, actúa feliz, vive feliz, sé feliz. También agradece lo que tienes, lo que eres. Agradece a la gente a tu alrededor, agradece a la vida.
  6. Saludaré este día con un espíritu de perdón. Me perdonaré a mí mismo. El perdón es liberador. Date la oportunidad de perdonar y perdonarte, el que gana eres tú. Te aseguro que el 99% de las personas a las que le tienes rencor no tienen ni idea de lo que sientes o, peor aún, no les importa. Odiando sólo te lastimas a ti mismo: perdona.
  7. Preservaré sin hacer excepciones. Soy una persona de mucha fe. Recuerda el dicho “el que persevera, alcanza”. Es cierto. Sé consistente con tus ideas, camina hacia adelante, genera inercia. Sobre todo confía en que todo va a salir bien, ten fe, confianza.

Estos siete preceptos deben ser tomados muy en serio. Todos son muy importantes y en conjunto nos harán mejores personas y alcanzaremos el éxito. En mi libro “El Líder Humano. Técnicas para el desarrollo del ejecutivo moderno” vienen técnicas claras y aplicables para desarrollar algunas de estas habilidades. Se los recomiendo.

Por cierto, el hombre del libro despierta en el hospital al lado de su familia y, aunque al principio cree que todo fue un sueño, encuentra entre su ropa una bolsita donde había guardado los siete consejos que le habían entregado por escrito… y su vida cambió radicalmente.SoloTriangulo

Cultive el Éxito de su Negocio.

Miércoles, 24 de marzo de 2010 Sin comentarios

Aprender e inculcar nuevos hábitos en su día a día puede tener un efecto dramático en su nivel de éxito.

cultivo

  1. Cultive las redes internas: Empresarios que practican el arte del éxito saben el poder de las redes. Ellos toman ventaja del tiempo para identificar y construir relaciones con colegas clave, mentores y asesores. Esta red interna provee soporte, dirección y un número incremental de personas a quienes acudir. El tener una red interna de 5 personas que a su vez tienen una red de 5 más, crece la red exponencialmente.
  2. Céntrese en el cliente: El éxito en los negocios requiere un compromiso inquebrantable con el cliente. Este compromiso conlleva una mentalidad de entendimiento al mundo del cliente. Entendiendo lo que el cliente quiere provee al negocio con una gran oportunidad de obtener una base de clientes leales.
  3. Honestidad y Humildad: El éxito en los negocios requiere la habilidad de conocer sus fortalezas y debilidades. Estar abierto y honesto consigo mismo y su negocio crea crecimiento como individuo y como compañía. No pierda tiempo desarrollando las debilidades. Encuentra ayuda para sus áreas débiles, permitiéndole enfocarse en sus fortalezas.
  4. Adaptabilidad: El éxito de negocio requiere la habilidad de adaptarse a situaciones cambiantes. Nada va como se planea. El mundo de los negocios está lleno de sorpresas y eventos no previstos. Usar el hábito de la adaptabilidad permite a los dueños de negocios responder a las circunstancias con la habilidad de cambiar de rumbo y actuar sin tener toda la información. El ser flexible nos permite responder a cambios sin quedar paralizados por el miedo y la incertidumbre.
  5. Enfocados en las oportunidades: Los problemas son una parte regular de la vida en los negocios. Problemas con el personal, malos entendidos con el cliente, falta de efectivo, etc. Para conseguir éxito en los negocios, vea ambos lados de la moneda. Cada problema conlleva una oportunidad. Estar enfocado a las oportunidades hace el juego de los negocios divertido y nos llena de energía.
  6. Encontrar una mejor manera: La productividad es la base del éxito del negocio. Formúlese el hábito de encontrar una mejor manera de hacer su negocio más productivo. Esto creará más tiempo para enfocarse en temas críticos que lo llevarán a las ventas y utilidades. La productividad puede ser mejorada con la tecnología, automatización, outsourcing y mejorando los procesos de negocio.
  7. Desarrolle estos hábitos y sin duda tendrá éxito.Solo Triangulo

Coaching Ejecutivo para Directivos

Lunes, 15 de febrero de 2010 Sin comentarios

La llegada de la sociedad del conocimiento junto con las nuevas tecnologías ha provocado que los atributos para ejercer un cargo gerencial deban ser mucho mayores.

En este sentido el Coaching Ejecutivo es el mejor método para adaptarse a esta nueva tendencia y no quedarse atrás en los desafíos empresariales que se imponen actualmente.

Pero ¿qué aporta esta técnica a nivel directivo? La revista Alto Nivel menciona los siguientes beneficios como algunos de los principales:

• Incentiva el potencial
Mediante el aprendizaje de aptitudes nuevas, un hombre de negocios puede llegar a desarrollar aún más su potencial con el Coaching Ejecutivo.

Según el tipo de organización, se aplican técnicas para que la persona entrenada sepa utilizar sus mejores estrategias.

• Produce alta retroalimentación
Todos los conocimientos que se obtengan del Coaching Ejecutivo, sirven para aplicarlos a la empresa. El resultado es una mejor retroalimentación, la que eleva las capacidades personales.

• Mejora la disciplina y el comportamiento
Por medio de una enseñanza adecuada, la persona a la que se le aplique este coaching, puede llegar a ser alguien disciplinado y riguroso en sus acciones.



• Incrementa la capacidad de aprendizaje
Gracias a la motivación que desarrolla el Coaching Ejecutivo un alto ejecutivo puede captar más conocimientos y absorber ideas nuevas.

• Aprende a mejorar las relaciones con los subordinados
Esta regla es básica para generar un ambiente correcto en una empresa, lo que deriva en óptimos resultados corporativos.

De esta forma y, gracias a los privilegios que otorga este asesoramiento, puede llegar a sacar lo mejor de sí mismo y, a la vez, verlo reflejado en su propia empresa.

Crezca, ¡Tome Decisiones!

Miércoles, 10 de febrero de 2010 Sin comentarios

“La vida es una atrevida aventura o no es nada”
Hellen Keller

El tomar decisiones, es quizá la manera más eficiente para crecer. Una decisión puede tener dos resultados: éxito o fracaso.
Si se tiene éxito, se habrá logrado el objetivo y, por lo tanto, habremos crecido al haber alcanzado lo que buscábamos.


Por otro lado, si fracasamos, es muy posible que el aprendizaje derivado del fracaso nos enriquezca de una manera importante y nos lleve a conseguir un éxito aún más sólido.
Entonces, ¿qué tiene que perder?

Anthony Robbins, famoso conferencista y promotor de la PNL (Programación Neuro-Lingúistica), ofrece, en su libro Despertando al Gigante Interior, seis claves para aprovechar el poder de decisión.

  1. Recuerde el verdadero poder de la toma de decisiones. En el instante en que toma una nueva decisión, pone en marcha una nueva causa, efecto, dirección y destino en su vida; esta empieza literalmente a cambiar. Recuerde, tomar una decisión implica emprender una acción.
  2. Tome conciencia de que el paso más duro para conseguir algo consiste en el verdadero compromiso, en tomar una verdadera decisión. Tome decisiones de forma inteligente, pero hágalo con rapidez. No lo piense demasiado, no busque pretextos ni le de vuelta eternamente a cómo lo hará. Las personas que alcanzan más éxito son aquellas que toman decisiones con más rapidez.
  3. Tome decisiones a menudo. Cuantas más decisiones tome más fácil le será tomarlas. Así como los músculos se fortalecen con el ejercicio, así sucede con los músculos de la toma de decisiones.
  4. Aprenda de sus decisiones. Como mencioné arriba, seguramente le va a suceder que algo le salga mal. Es inevitable. Es básico que no se deje caer. Pregúntese: “¿Qué hay de bueno en esto? ¿Qué puedo aprender de esto?”. Este fracaso puede ser un don increíble de forma disfrazada si es usted capaz de tomar mejores decisiones en el futuro.
  5. Mantenga el compromiso con sus decisiones, pero con una actitud flexible. Una vez que haya usted decidido quién quiere ser como persona, por ejemplo, no se quede atascado en los medios para conseguirlo. Recuerde que lo que usted persigue es el fin. Frecuentemente, las personas trazan un mapa con el que creen el mejor camino para lograr su objetivo, pero no permanecen abiertas a la posibilidad que haya rutas alternativas. Cultive el arte de la flexibilidad.
  6. Disfrute tomando decisiones. Debe saber que una decisión que tome puede cambiar en cualquier momento el curso de su vida para siempre. La persona junto, o detrás de la que se haya sentado en un avión, la siguiente llamada telefónica que haga o reciba o el siguiente libro que lea pueden ser lo que abra las compuertas y haga que se ajusten en su lugar correspondiente todas aquellas cosas que había estado esperando.

Tome ahora las decisiones que ha estado posponiendo. Esto le dará energía y animación a su vida.

Ventajas del Coaching Ejecutivo

Lunes, 1 de febrero de 2010 Sin comentarios

John Whitmore, el pionero del coaching moderno revela los principales beneficios que otorga esta práctica. Conózcalos y maximice los resultados de su empresa.

Optimizar el desempeño de los trabajadores, motivarlos e instruirlos, son algunos de los métodos que utiliza el coaching. La realización de esta iniciativa en las compañías tiene un objetivo claro: maximizar los resultados.

Los procedimientos para maximizar los resultados de esta práctica son bastante simples. El padre del coaching moderno, John Whitmore, en su libro “Coaching for Performance” se refiere a la forma en que éstos deben llevarse a cabo.

Conozca a continuación algunos resultados claves del coaching que Whitmore subraya en su obra:

· Mejora del desempeño y la productividad
Los trabajadores que son entrenados con el coaching no sólo aprenden nuevas tareas, sino que son capaces de establecerse metas.

El coaching ayuda a las personas a pensar por si solas, las que van logrando superarse, traduciéndose en mejor desempeño y mayor productividad.


· Desarrollo de la gente
En las empresas se cree que es suficiente con proporcionar cursos o capacitaciones para incrementar el desarrollo de sus empleados. Sin embargo, con estos elementos sólo se logra añadir algunos nuevos conocimientos.

Con el coaching, en cambio, John Whitmore plantea que es posible desarrollar el talento de las personas y brindarles mejores capacidades que pueden usar en el día a día.

· Mejora del aprendizaje
No se trata solamente de retener y acumular información. El coaching va más allá.

Es decir, el trabajador puede aprender a diario y sin moverse de su espacio, lo que es bastante conveniente.

· Mejora de las relaciones
El coaching propicia un ambiente laboral grato, compañerismo y preocupación entre los trabajadores, promueve un espacio que favorece el desarrollo profesional.

Además, genera mejor comunicación entre las personas.

· Mejora de la calidad de vida en el trabajo
Al tomar conciencia de los beneficios del trabajo, las personas sienten la necesidad de buscar nuevos desafíos, lo que a corto o largo plazo se convierte en logros y ganancias para la compañía.

La calidad de vida en el trabajo se traduce en valores como el respeto, la humildad y la responsabilidad, así como en la confianza.

· Creatividad
No hay duda que un espacio en que existe la comunicación y no hay grandes presiones, es sinónimo de personas más creativas y eficientes.

El coaching impulsa el entusiasmo, la seguridad y permite desarrollar las habilidades ocultas que todos tienen.

· Mejor uso de habilidades y recursos
En el coaching se valoran inmensamente aquellas conductas dignas de ejemplo. Las personas que utilizan todos lo recursos posibles para conseguir sus metas, que son proactivas y respetan a sus pares, son apreciadas.

La estimulación de estas virtudes permite lograr verdaderas fortalezas que a la larga tienen resultados certeros.

· Respuestas más variadas y efectivas en situaciones de emergencia
Tener iniciativa es fundamental en el ámbito laboral. Pero cuando existen emergencias, las personas que se atreven a proponer nuevas ideas y solucionar rápidamente los problemas, son mucho más eficaces.

En ese sentido, el coaching estimula a personas decididas, que no temen tomar la iniciativa y entregar una solución concreta.

· Mayor flexibilidad y adaptabilidad al cambio
Es común que las empresas tengan que efectuar modificaciones en sus estructuras. A veces son cambios mínimos, pero las personas no están preparadas para asumirlos.

Sin embargo, una empresa que se somete a la preparación del coaching, moldea a las personas para que tengan un espíritu de cambio y responsabilidad.

La flexibilidad es muy importante y representa uno de los factores de supervivencia organizacional.

Sin duda que con una adecuada aplicación de estas herramientas de coaching, se puede obtener esa anhelada renovación y conquista de todas sus metas.

Tomado de la revista Alto Nivel.

¡Hazte coaching a ti mismo, logra el éxito!

Viernes, 15 de enero de 2010 Sin comentarios

El coaching se trata de estar bien. Se trata de desempeño, de mantener el curso y, al final, de crear y vivir la vida que realmente deseas.

Muchas personas usan coaches para hacer más dinero, ganar la medalla de oro o hacer algo dramático. Eso es divertido y cuando está bien es maravilloso.

Pero, más importante, el coaching se trata de vivir según tus propios estándares. En las palabras de Henry Thoreau, se trata de “marchar al ritmo de tu propio tambor, sin importar que tan cansado o que tal lejos vaya”.

Lo ideal es tener un Coach que lo apoye en conseguir esto, sin embargo también puedes ser tú mismo tu propio coach.


Aquí te expongo algunas sugerencias para que lo logres:

Escribe tus objetivos. Revísalos y re-escríbelos una vez a la semana. Este es un consejo viejo y repetido, pero hay poder y magia en el hecho de escribir tus objetivos en papel. Escríbelos, luego revísalos, piensa en ellos y actualízalos cada semana. Eso sólo te tomará 20 minutos, pero duplicará tu tasa de éxito – ¡garantizado!

¡Destácate! Muchos de los mayores logros en la vida requieren simplemente que nos mostremos, pongamos atención, digamos la verdad, trabajemos duros, demos el extra y hacer lo mejor. El desempeño superior no se refiere al futuro o al pasado. Es hacer un trabajo superior HOY, en el trabajo que tienes enfrente en este momento.

Elimina los distractores. Manten la vista fija. La vida está llena de frustraciones y distracciones. La gente exitosa no tolera las cosas que lo desequilibran, se toman el tiempo para detenerse, resolver el problema y eliminar la distracción de una vez por todas. ¡Permanezca enfocado!

Administra tu entorno. Los que mejor se desempeñan saben que la administración del espacio es más importante que la administración del tiempo y tienen oficinas ordenadas, autos limpios, agendas organizadas y hasta tienen un traje extra en la oficina, por si acaso. Haga su oficina y su casa un lugar donde puede hacer su mejor trabajo.

Lee todos los días. Lee algo útil, retador o divertido cada día. Si ocupas sólo 20 minutos en un libro que te motive, te divierta o te eduque, hará un mundo de diferencia. ¡Te lo aseguro! Proponte leer por lo menos un libro al mes.

Atienda a la “Universidad sobre ruedas”. Escucha CDs educacionales, motivacionales o divertidos mientras manejas. Por lo menos escucha música suave y apropiada, en lugar de escuchar el “terror del día” con las noticias. Llena tu mente con la mejor información que puedas encontrar. Organiza rutinas y utiliza los mejores recursos que encuentres para permanecer en el camino.

¡Hazte coaching a ti mismo, logra el éxito!

Los Secretos del Éxito Empresarial

Lunes, 21 de septiembre de 2009 Sin comentarios

Un estudio del Alliance & Leicester Commercial Bank que hizo un perfil de empresarios a lo largo de la Gran Bretaña, identificó un número de características que los magnates tienen en común. ¿Podrán ser estas los secretos del éxito empresarial?

La investigación muestra que seis de cada diez (60%) dueños de negocios son primogénitos revelando su auto confianza y su auto estima saludable. Más de cuatro de cada cinco (85%) tiene uno o más hermanos, aplicando el buen uso de sus habilidades de liderazgo y trabajo en equipo aprendidas en la juventud.

Más allá de lo que se muestra de los líderes en televisión, la investigación revela que entre las características que los empresarios más exitosos consideran tener es el ser confiable (43%), considerado (22%) y un buen escuchador (22%).

La educación privada parece tener poca influencia comparado con el instinto empresarial, ya que cerca de tres cuartos (71%) provienen de escuelas estatales. Sin embargo, continuar la educación ayuda. Cerca del 17% de dueños de negocios dejan sus estudios a nivel pre-universitario, mientras que un tercio (34%) tienen un grado universitario y casi un quinto (18%) continuaron para asegurar una maestría o un doctorado.

Por otro lado, un origen de riqueza parece afectar al emprendedor porque más de nueve de cada diez empresarios exitosos se describen a sí mismos como de clase media (50%) o de la clase trabajadora (43%).

La investigación revela que un tercia (33%) empezaron su negocio entre los 26 y los 35 años y que Londres es la ciudad donde más pequeños negocios comienzan.

Con casi 3 de cada 10 (29%) de pequeños negocios quebrando antes de alcanzar el tercer año, parece ser que los dueños de negocios están aprendiendo a combatir el riesgo, con más de la mitad (51%) indicando que su visión del negocio es la atención al detalle sobre un cuarto (28%) diciendo que son prudentes con el dinero.

Casi todos los empresarios están unidos al compartir las mismas motivaciones para comenzar. Casi dos tercios (62%) quieren independencia, más de la mitad (56%) quieren tener control sobre sus vidas y caso 6 de diez (57%) quieren ser su propio jefe.

La investigación muestra que un tipo de personas es más propensa a ser empresario que otras, sin embargo, cualquiera que sea su personalidad hay ciertas cosas que todos podemos hacer para asegurar el éxito en los negocios.

El secreto de todo negocio exitoso es recordar el balancear la valentía con la prudencia. Dirigir un negocio tiene sus riesgos asociados, pero es vital el asegurar que hay planes de contingencia previniendo lo que pueda pasar.

¿Cómo alimenta usted su propio fracaso?

Sábado, 19 de septiembre de 2009 Sin comentarios

por Carlos Segura…


¿Ha pensado que usted mismo puede estar sabotéandose? Recientemente leí un artículo de Gaby Vargas donde habla del “miedo al éxito”. Me impresionó la manera tan clara que expuso cómo nosotros mismos nos podemos poner obstáculos para progresar.

Por eso, es necesario entender lo que estamos haciendo mal y fijar la vista firmemente hacia adelante. A continuación las acciones que nos llevan a fracasar:

No tiene objetivos. No tener objetivos no es una buena manera de actuar. Si no sabe a dónde va, ¿cómo va a saber llegar?

  • Tiene los objetivos incorrectos. Los objetivos que son demasiado ambiciosos o muy fáciles de lograr son frustrantes o poco retadores. Haga sus objetivos específicos y realistas; lo suficientemente altos para forzarlo pero lo suficientemente bajos para hacerlos alcanzables. Conforme los vaya cumpliendo, suba la barra.
  • Toma atajos. Los atajos le costarán más en el largo plazo. Hacer un trabajo a medias NO es mejor que hacerlo completo. No sacrifique sus estándares o su calidad.
  • Toma el camino largo. Por el otro lado, no espere a que todo esté concluido a la perfección para continuar. Si es demasiado lento, la gente puede perder interés en lo que puede ofrecer o usted se puede perder una buena oportunidad.
  • Usted se rinde demasiado pronto. Rendirse pronto es auto-vencerse. En cualquier proyecto nuevo, dese 6 meses antes de cambiar o eliminar. Por lo menos honestamente sabrá que trató de lograrlo.
  • Continuamente culpa a los demás. Culparse a sí mismo es malo, tanto como el no tomar responsabilidad de sus actos. Aprópiese de su destino. Los demás no tienen la culpa de NADA.
  • Continuamente se culpa a sí mismo. Por otro lado, usted solo no puede cambiar al mundo de un plumazo. Reconozca sus limitaciones y la influencia positiva que los otros puedan tener en usted. Aprenda de ellos.
  • Rechaza los detalles. Los detalles cuentan, particularmente si está compitiendo con grandes. ¡Haga lo común de inusualmente bien y sobresalga!
  • Se enfoca en cargas del pasado. No se quede atorado en lo que pudo ser. Aprenda sus lecciones, cambie de dirección y continúe.
  • Está enamorado de la ilusión de éxito. El éxito es simple y llanamente, TRABAJO. Mientras obtiene beneficios de una gran reputación y grandes ganancias, enamorarse del “glamour” puede ser peligroso.

Persiga el éxito. ¡Enfóquese en el triunfo!

Categories: Coaching Tags: , ,

La Fórmula del Éxito

Miércoles, 10 de junio de 2009 1 comentario

por Carlos Segura

Las 25 reglas más importantes para alcanzar el éxito en la vida privada, así como en el trabajo. El secreto radica en aplicarlas con todo el rigor de su sentido.

Todos queremos tener éxito en la vida, lograr algo que nos haga enorgullecernos. (¿Cómo es que unos lo logran y otros no? ¿Existe una fórmula secreta para los triunfadores, o es sólo una casualidad, un capricho del destino?

La verdad es que el éxito siempre funciona según un patrón similar, tanto en la vida privada, así como en el trabajo. Únicamente hay que saber cómo sacar lo mejor de sí mismo, siguiendo los principios del “self-management”, como lo llaman los expertos modernos de la planeación de la vida.

No importa si pretendemos una súper carrera o un matrimonio feliz. O por qué no, también tal vez ambas cosas. Sólo hay que practicar un par de reglas muy sencillas y descubrir el potencial que cada uno de nosotros llevamos dentro.

1. Desarrolla fuerza de voluntad

El éxito sólo llega a la persona que aspira a lograr tenerlo. No esperes que alguien te descubra, descúbrete tú mismo. Di: yo quiero, yo puedo, yo hago, yo logro. El éxito nunca nos llega caído del cielo. Debe ser aspirado, elaborado y conquistado con concentración.

2. Fíjate en los demás y aprende

Aprende de aquellos que tienen éxito. (¿Qué es lo que hacen diferente que tú? En la mayoría de los casos, su éxito no esta basado en trucos ni en la casualidad, sino que en algo que cuesta esfuerzo; entrenamiento, empeño, constancia, entrega y valor para tomar responsabilidades y reconocer errores.

3. Persigue tus metas

Cada éxito comienza con una idea. Formúlala, no la sueñes únicamente. Desarrolla ideas de tus metas, esto le dará fuerza a tu voluntad. Primero descríbelas con mucha precisión en tus pensamientos. Luego apúntalas, qué es lo que quieres alcanzar y cuándo. Debes ajustarte a este itinerario y ponle palomitas a cada punto realizado y logrado. Cuando te atoras, trata de averiguar cuál fue el problema. Haz un nuevo intento, pero no pierdas nunca la meta de la vista.

4. Pon prioridades en tu vida privada

Todos podemos tener éxito en diferentes papeles: en nuestra relación de pareja, como hombre o mujer de negocios, como coleccionista, aficionado al deporte, a la belleza. Ser el primero en todos los renglones no es posible. Apunta qué es realmente importante para ti. Concéntrate en lo esencial. Quien se distrae en miles de cosas, ya esta programado para el fracaso.

5. Pon prioridades también en el trabajo

Trata de que tu jefe o compañero sea eficiente al apoyarlo siempre. Si él es buena persona, persigue las mismas metas que él. Si no lo es, trata de perseguir las metas que el podría alcanzar si fuera mejor. Entonces pronto lo reemplazarás.

6. Haz un plan

Prepara un plan profesional. En la noche apuntas lo que tendrás que hacer en la mañana siguiente. Para asuntos a largo plazo, apúntalos. Prepara lo que sea necesario con anterioridad, ya sea una plática, una fiesta o una fecha especial.

7. Aprende a decir no

En muchas ocasiones eso es incómodo y penoso, pero sólo en el momento en que hay que negar algo a alguien. “Ser siempre condescendiente y simpático” es trabajo extra que nadie logra por mucho tiempo. Además, nadie paga por eso.

8. Tú tienes buenas cualidades

Haz una evaluación de ti mismo: ¿cuáles son mis cualidades?

¿Las estoy aprovechando al máximo? ¿Estoy haciendo suficiente propaganda para mi mismo? ¿He llamado la atención de mi jefe? ¿Realmente conoce mis aptitudes? Luego hay que reflexionar sobre nuestras debilidades y tomarlas en consideración, pero honestamente. Quien se esta mintiendo a si mismo, nunca alcanza la meta por puro miedo.

9. Cuida tu tiempo

Trabaja en forma eficiente. Trata de saber cuáles son tus horas más productivas y creativas. Estas horas doradas no las vayas a desperdiciar con comidas largas, llamadas telefónicas personales, asuntos innecesarios o con charlas insignificantes. Los asuntos de rutina sólo hazlos si de todos modos estás perdiendo energía. Fíjate dónde estás perdiendo el tiempo, por ejemplo en buscar documentos, llaves, registros, etc. Pero siempre ten suficiente tiempo para pensar, para relajarte y para amar.

10. Analiza todo

Pregúntate siempre: esto y aquello, ¿realmente será necesario en esta forma? No creas que porque algo siempre ha sido hecho de cierta forma, esta es la única forma o bien la correcta. No necesariamente tiene que seguir siendo así.

11. Se maestro de tus tensiones

Trata de analizar que te está causando tensiones: ¿demasiado trabajo? ¿los compañeros de trabajo? ¿Poco reconocimiento por parte del jefe? Es muy importante desarmar las dudas y los fantasmas sobre nosotros mismos. No tengas miedo ante alguna riña o de quedar en ridículo. Mejor di: no lo logré y lo intentaré de nuevo, a no me atreví a hacerlo o a decirlo.

12. Acepta las tensiones si no puedes hacer nada en contra de ellas

Si tienes que ser altamente eficiente, disfruta el estado de ser bueno. Esto se puede aprender: en el deporte físico o mental y en el trabajo. Hasta al solucionar un simple crucigrama.

13. Muévete

Quien desea lograr algo especial, debe ser activo. Haz ejercicios, ve a nadar, mantén tu cuerpo, tu espíritu y tu alma en perfectas condiciones.

14. Piensa en forma positiva

Cierto, es un cliché, sin embargo por medio de los pensamientos negativos, las preocupaciones constantes y el pesimismo no es posible mejorar la calidad de nuestra vida. Acepta los retos, busca soluciones y cree en ti mismo. Di: aun quiero más.

15. Se firme en tus decisiones

A veces malgastamos nuestro tiempo y energía, o tomamos una decisión demasiado pronto y no reflexionamos lo suficiente.

De manera que :

  1. Aclara el problema, piensa cuál debe ser el resultado.

  2. Checa lo que esta a tu disposición. Si requieres de mas datos, trata de conseguirlos inmediatamente.

  3. Consulta a todos los que están involucrados en el asunto.

  4. Apunta las posibilidades.

  5. Clasifica los pros y contras.

  6. Toma un decisión.

  7. Observa que las decisiones sean llevadas a cabo, porque de otra forma todos los preparativos han sido inútiles. Si es necesario, ponte furioso.

16. Delega

Si eres jefe o pareja, cede trabajo. Transfiere responsabilidades y autoridad a otros. Así podrás controlar mejor que las cosas anden debidamente. Aunque aparentemente no tendrás nada que delegar, adopta el principio. Aprovecha la inteligencia y la energía de otras personas en favor tuya.

17. Fomenta a otros

Anima a los que están cerca de ti, enseña algo a tus compañeros de trabajo, a tus amigos, hijos. Trata de que reine un ambiente agradable. Haz lo que sirve a todos, también te hará feliz a ti.

18. Hazlo ahora mismo

No dejes para mañana los asuntos desagradables. Mejor una solución, que situaciones no claras. Lo que te parece bueno, hazlo inmediatamente.

19. Escucha a los demás

Aprende de los conocimientos de los demás. Sé curioso al escuchar otras opiniones, reúne controversias. Escucha a los demás antes de hablar tu mismo. Nunca interrumpas a otras personas. Es importante que escuches muy bien al hablar con tu jefe, cómo y cuándo desea ser informado. De manera detallada, o muy corta, sólo por las mañanas, nunca malas noticias el viernes. No lo olvides.

20. Se astuto y previsor

Planea cómo puede y debe transcurrir un asunto, como va a transcurrir y dónde podrá haber problemas. Esto te puede ahorrar semanas de esfuerzo, tiempo y energía. Toma en cuenta los riesgos, parte de la posibilidad más negativa. Entonces será difícil que algo te salga mal.

21. Ten confianza en tus sentimientos

La inteligencia no lo es todo. Escucha tu voz interna. Los sentimientos reprimidos te bloquean. Di lo que podrá parecer “una locura”, ya que en muchas ocasiones las ideas grandes y geniales surgen como “una locura”.

22. Se modesto

Las personas activas, las más eficientes, son aquellas que no se sienten demasiado orgullosas y cobardes para admitir errores. Toma consejos, aprende de las críticas. La gente exitosa se reconoce por su habilidad de saber aguantar.

23. No seas modesto

¿Cómo? Sí. Se pretencioso en tus perseverancias. “Think big“, piensa todo un número mas grande, aún aquello que parezca no poderse mejorar. No permitas que otros te saquen del concepto ni que roben tus sueños. ¡Lucha sin cesar!

24. Elogia a los demás y demanda elogios para ti mismo

No te canses nunca en admirar a los demás si han trabajado bien. Pero también hazlo saber, si el éxito se debe a tus esfuerzos.

25. Nunca tengas miedo que no podrás con todo

Cuando reina el caos, permanece tranquilo. El verdadero fuerte de las personas exitosas es la calma cuando todos los demás están nerviosos.