Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Coaching’

PERSUADIR Y CONVENCER

Sábado, 19 de febrero de 2011 Sin comentarios

Tomado del libro “EL LÍDER HUMANO – Técnicas para el desarrollo del ejecutivo moderno” de Carlos Segura.

El concepto de persuasión, como el de poder, llega a confundir o hasta mistificar a las personas de negocio. Como el poder, la persuasión puede ser una fuerza enorme en su empresa. Puede jalar personas, ejecutar ideas, provocar soluciones constructivas. Se trata de Aprender y Negociar y no de Convencer y Vender.

InfluyendoEs un arte que requiere compromiso y práctica. James Borg en su libro Persuasion, nos presenta 8 técnicas para influir sobre las personas:

1. Escuche. De todos los aspectos de la comunicación, el escuchar es el más importante. Escuchar va más allá de estar callado cuando alguien más está hablando. Frecuentemente estamos reproduciendo un disco en nuestra mente. Parafrasear: “déjame clarificar lo que dijiste…”, “según entendí dijiste que…”

2. Mantenga la atención. La mayoría de nosotros tenemos poco límite de concentración por razones diversas. La atención se mantiene sólo cuando el interés aumenta. Distractores: llamadas telefónicas, interrupciones de la secretaria o asistentes, hasta que recibe una llamada preocupante y ya se perdió toda la atención. Es difícil mantener la atención si no hubo desde el principio. La atención se mantiene típicamente por 3 minutos. Escoja sentarse en una mesa redonda, algo diferente al territorio habitual del jefe detrás del escritorio. Evite interrumpir la discusión o su presentación quitando la vista de la otra persona. Buscando papeles, respondiendo el teléfono o sacando la calculadora. Primero, diga a la audiencia de qué se va a tratar el tema, después exponga el tema, finalmente resuma lo que acaba de decir.

3. Cuide su lenguaje corporal. Como ya lo vimos, la comunicación es más que hablar y escuchar. También expresamos sentimientos de modo no-verbal. Evite signos negativos en el lenguaje corporal: brazos cruzados, posición del sentado, mucho movimiento, jugar con la pluma, pegar con el pie en el piso. Cuide el “espacio vital”: qué tan cerca está de su interlocutor.

4. Buena memoria. Cuando hablamos de los atributos que la mayoría de la gente busca, la buena memoria está entre los primeros de la lista. Una mala memoria es una amenaza para: las relaciones personales, los contactos de negocio, ingresos, salud, etc. Haga ejercicios para desarrollar la memoria como: utilizar asociaciones y mnemónicos, codifique, recuerde los nombres -a la gente le encanta que recuerden su nombre- y asócielos con las caras… ¡Ah! y mucho cuidado con las promesas.

5. Que las palabras trabajen para usted. También ya vimos anteriormente la importancia del lenguaje hablado. Seleccione cuidadosamente sus palabras. No asuma, haga preguntas, hable siempre en positivo.

6. Use el teléfono sabiamente. Actúe de manera natural al hablar por teléfono. Usted generalmente la va a solicitar a alguien que haga algo por usted, busque empatía “Sé que está muy ocupado”, “realmente tengo que hablar con… cuando tenga tiempo que me llame” Trate de averiguar el nombre de la asistente y háblele por éste. Recuerde que a la gente le gusta que se le hable por su nombre y se le recuerde. Cultive buenas maneras al teléfono. ¡Sonría! Se nota del otro lado de la línea.

7. Negocie, busque el beneficio mutuo. Reconozca que la otra persona tiene sus intereses, no imponga su opinión, eso sólo ocasiona que la gente se ponga a la defensiva. Hay que hacer preguntas para saber qué tiene la otra persona en mente y así poder ofrecer una solución que beneficie a ambas partes. El uso de las técnicas depende del tipo de situación:

• Competencia: es ganar a toda costa, se usa cuando se trabaja con gente poco razonable, cuando se tiene toda la razón (al reclamar un producto defectuoso).

• Acomodarse: dejar que el otro gane: cuando se quiera ceder por imagen, o cuando no haya oportunidad de ganar sin poner en peligro otras áreas.

• Compromiso: se coopera. Por ejemplo mitad-mitad. Cuando se quiere mejorar una relación, no hay tiempo para más.

• Evasión: salirse de la negociación. No hay tiempo, se calientan los ánimos, no ha mayores beneficios.

• Colaboración: maximizar ganancias para todos: ganar-ganar

8. Identifique las personalidades. Aprenda a identificar la personalidad de su interlocutor. Es indispensable para establecer el vínculo adecuadamente. Use la sensibilidad y la intuición, observe su comportamiento y escuche su lenguaje. Conozca las personalidades “difíciles”:

El Indeciso – El Explosivo – El Rígido – El Importante – El no Confiable – El Antagonista – El Extrovertido – El Aguafiestas

La capacidad de persuasión es una de las características que todo buen negociador debe tener. Practique estas técnicas y también desarrollará una habilidad negociadora superior.

Ya hemos tocado en diversas ocasiones el tema de la motivación. Es momento de adentrarnos en el tema y que para que el Líder Humano se desarrolle es necesario que sea un experto en este tema. La tesis de este libro se basa en el supuesto de que los recursos humanos son el activo más importante de cualquier empresa y que un personal motivado será muy eficiente.

Visualiza tus objetivos para el 2011

Viernes, 7 de enero de 2011 Sin comentarios

Año nuevo. Nuevos deseos, nuevas ilusiones.


 
brindisEl cambio de año siempre ha representado una línea imaginaria entre lo viejo y lo nuevo. Estamos acostumbrados a ver con nostalgia lo que nos dejó el año anterior y al mismo tiempo estamos rodeados de ritos para definir nuestros objetivos para el año que viene.  

Este proceso es muy importante para la mente. Aunque hay que hacerlo más seguido, es bueno que por lo menos sea una vez al año.

Hay que cortar con lo viejo, hay que buscar siempre el cambio y constantemente debemos estar renovando y dando seguimiento a nuestros objetivos.

Te recomiendo visualizar tu año. Dentro de tu mente crea una película de lo que pasará durante todo el año mes por mes. Todo esto de acuerdo a tus objetivos.

Pon la película a colores, ve lo que quieres ver, huele lo que quieras oler, oye lo que quieras oír, siente lo que quieras sentir.

Imagínate a ti mismo sentado en la butaca de un cine viendo esa película que estás creando. Pasa la película varias veces, tómate tu tiempo.

¿Ya visualizaste tu año?

Ahora, súbete a la pantalla y métete en la película. Sé parte actuante de ella y vívela completa. ¡Disfrútala!

¿Qué tal?

Ahora, permíteme ofrecerte una serie de preguntas que te servirán de guía para saber qué quieres del 2011.

Contéstalas a mano. Es importante que lo hagas a mano:

  1. ¿Cuál te gustaría que fuera tu mayor triunfo en el 2011?
  2. ¿Qué consejo te gustaría darte en el 2011?
  3. ¿Qué harás cuando mejoren tus resultados financieros en el 2011?
  4. ¿Qué te gustaría terminar en el 2011?  
  5. ¿Qué es algo que podrás tolerar en el 2011 que no toleras ahora?  
  6. ¿Qué es lo que más te gustaría cambiar de ti en el 2011?
  7. ¿Qué es lo que esperas del 2011 para ti?  
  8. ¿Cuál crees que será tu mayor reto en el 2011, y cómo lo lograrás?
  9. ¿Qué es lo que más te gustaría cambiar de tu trabajo en el 2011?  
  10. ¿Qué talento que no has desarrollado en ti, te gustaría explorar en el 2011?  
  11. ¿Qué es lo que te hace más feliz, y qué vas a hacer para tener más de eso en el 2011?  
  12. ¿A quién estás comprometido/a a amar y a servir en el 2011?  
  13. ¿Qué palabra (solo una) te gustaría que fuera tu tema en el 2011? 

Y, por último, tómate un tiempo para contestar estas dos preguntas:

1. Si estos objetivos que estás planteando estuvieran contestando una pregunta, ¿cuál sería esa pregunta?

2. Si tu vida estuviera contestando una pregunta, ¿cuál sería esa pregunta?

Haz que tus objetivos se cumplan este 2011. Son mis deseos para ti.

Carlos Segura OrtegaSoloTriangulo

Desempleo y cambio de carrera

Martes, 7 de diciembre de 2010 Sin comentarios

Actualmente hay una gran cantidad de personas que se están quedando sin empleo después de haberle dedicado varios años a una empresa.


 

cambio1Personas que alcanzaron un buen nivel gerencial dentro de la empresa se enfrentan hoy a la disyuntiva de buscar un puesto igual o mejor o, según ellos, “degradarse” y aceptar lo que sea.

Es muy importante que antes de lanzarse a la aventura de la búsqueda de carrera se hagan asesorar por un Coach Certificado o tomen algún taller de Outplacement.

Sin embargo, hay que considerar como lo más básico el identificar cuáles son nuestras necesidades vs. cuáles son nuestros deseos. Financieramente hablando, si gastamos en lo que deseamos por encima de lo que necesitamos, es muy probable que caigamos en un déficit financiero rápidamente, endeudándonos en cosas inútiles.

Lo mismo aplica en el ámbito laboral. Pregúntate, ¿qué necesito? antes de ¿qué quiero?

Y para eso van unos consejos tomados y adaptados de un artículo de Sital Rupelia para cambiar de carrera.

1. Olvídate de los títulos (director, gerente, etc.)

Enfócate en los componentes o ingredientes que tú buscas en una nueva carrera. Haciendo esto, te abres a un rango más amplio de trabajos y carreras en que puedes utilizar tus fortalezas y satisfacer tus intereses, muchos de ellos que ni siquiera sabes que existen.

2. Deja de sobre-planear y sobre-pensar.

La mayoría de las personas tienen alguna idea del tipo de cambio que quieren hacer. Pero nunca dan el siguiente paso porque meditan el tema demasiado, llegando al punto de que se saturan y no se mueven. La clave está en no pasarse planeando todo el tiempo, sino sólo lo justo para dar el siguiente paso.

3. Mantén tus finanzas en forma, busca una fuente de ingresos rápido.

Ya sea un trabajo de medio tiempo, consultoría, contratista, rentando un cuarto vacío o vendiendo algo. No puedes enfocarte en el cambio si estás preocupado por pagar la renta.

4. Construye y cultiva relaciones genuinas.

Cada contacto que necesites para que te ayude a encontrar lo que quieres o encontrar la siguiente oportunidad está en tu agenda o en la de tus contactos. Pídeles ayuda y deja que te ayuden.

5. Rodéate de un grupo de colegas que piensen como tú:

i) Que hayan hecho cambios mayores en sus vidas; ii) que ya hayan hecho un cambio de carrera; iii) que sean de mente positiva, con empuje que te motiven en vez de asustarte y por supuesto mantente alejado de la gente negativa, floja y con visiones fatalistas del mundo.

6. Confía en tus instintos.

Muchas veces tú ya sabes lo que quieres hacer, pero los “consejos” y opiniones de la gente a tu alrededor hacen que dudes. Así que escucha más a ti mismo que a los demás.

7. Enfócate en tus fortalezas.

¿Cuáles son tus habilidades naturales o talentos únicos? ¿en qué estás interesado? ¿cuáles son los problemas clave que tú puedes resolver? Ahora, sabiendo esto, ¿cuál es tu siguiente paso?

8. No te pases de idealista.

En el coaching hablamos mucho de buscar tu ideal e ir por él, pero también hacemos mucho énfasis en que hay que hacer la lista de pros y contras de nuestro ideal y del esfuerzo para alcanzarlo. Por eso, este consejo se refiere a no pasarse de idealista. Una buena regla es enfocarse en un trabajo que cubra tus intereses en un 70%.

9. Considera el TODO.

Tu selección de carrera tendrá un impacto en cada parte de tu vida, tu salud, familia, amigos, pasatiempos e intereses, así como a tu lado religioso-espiritual. Asegúrate que tu decisión te haga exitoso como persona y no sólo a tu carrera y tu cuenta de banco.

10. Sal a la calle y experimenta.

No todo está en internet. Sal a conocer personas, hacer nuevas cosas, haz algún voluntariado. Las oportunidades vendrán de ahí y no de internet.

11. Reinvéntate a ti mismo, acepta la incertidumbre.

La vida, la economía, los negocios no van en línea recta. Así que espera lo inesperado y siéntete cómodo en la incomodidad.

12. Invierte en ti mismo.

Para crear el tiempo, el dinero y el estilo de vida deseados, primero tienes que invertir. Eso puede involucrar redefinir tus habilidades, investigar, hacer networking, atender cursos y seminarios, etc. El cambio no sucede solo, requiere inversión de tu parte. En mi libro “EL LÍDER HUMANO – Técnicas para el desarrollo del ejecutivo moderno” toco el tema haciendo alusión a la ley de la inercia de Newton: “un cuerpo permanecerá en estado de reposo o movimiento (estado estable) a menos que haya una fuerza externa lo suficientemente fuerte para sacarlo de ese estado” ¡Haz que tu estado estable sea el movimiento!

13. Prepárate para que el proceso tome más de lo esperado.

Lo bonito de todo esto es que los resultados de lo expuesto son impredecibles, así que asegúrate de estar mental y financieramente preparado para esto.

SoloTriangulo

La Presentación del libro “EL LÍDER HUMANO”

Jueves, 18 de noviembre de 2010 Sin comentarios

La presentación del libro el “EL LÍDER HUMANO – Técnicas para el desarrollo del ejecutivo moderno” tuvo momentos muy emotivos.

Considero que es un libro bastante completo porque trae lo indispensable (no trae paja), te induce entre cada capitulo, la información que contiene es de muy buena calidad y muestra vivencias de manera clara y precisa, porque contiene espacios que vivimos todos los días.

Martín Rodríguez Silva.

 

Por parte del maestro Helios Herrera fue amena y divertida, además de provocar la reflexión de la audiencia con sus conceptos. Esta es parte de la presentación de Helios:

 

A continuación les presento una transcripción de la plática que dio el autor, Carlos Segura, acerca del libro.

“Pues bien, este libro es producto de la recopilación de técnicas de desarrollo gerencial y liderazgo que he acumulado a lo largo de mi experiencia profesional, en cursos, seminarios, experiencia personal y mucha lectura. En varios casos, estas técnicas están enriquecidas con elementos de las disciplinas de Coaching y Programación Neuro-lingüística.

DSC00171Estos elementos se ven a lo largo del libro en menciones que hago acerca de la práctica constante, la repetición de las técnicas hasta que se hagan hábito, en las visualizaciones de los resultados deseados: esto para preparar a la mente para obtener el resultado.

También en la premisa de que el ser humano posee todos los recursos que necesita para lograr sus objetivos, recursos que le servirán para desarrollar nuevas habilidades y creencias.

Un concepto que en lo particular me gusta mucho es el que hace referencia a la Ley de la Inercia de Newton (¿se acuerdan de sus clases de secundaria?).

Lo que dice básicamente es que un cuerpo conservará su estado de reposo o movimiento a menos que haya una fuerza externa lo suficientemente fuerte que lo saque de ese estado.

Ustedes dirán, ¿qué tiene que ver la física en esto? Pues mucho. Si no nos movemos, o hacemos siempre lo mismo, siempre obtendremos el mismo resultado o ninguno.

Por el contrario, si nuestro estado estable es estar en movimiento hacia adelante, siempre lograremos nuestros objetivos y, por definición, avanzaremos.

DSC00186Otro factor muy importante para avanzar hacia nuestros objetivos es el pensamiento positivo. Pero, ojo, no hablo de siempre sonreír e ir cantando por la vida diciendo lo bonito que es todo. Esa es la visión simplista que luego tiene la gente acerca de los motivadores. No, me refiero, como dice el libro, a explotar el hecho de que la mente se dirige hacia aquello en lo que piensa, aún siendo algo negativo. Déjenme ponerles un ejemplo: Si les digo: “Por favor NO piensen en un elefante rosa volando por la habitación”. ¿En qué pensaron?

Pues así es la mente, no reconoce el NO. Entonces, con pensar positivo me refiero a tener pensamientos “redactados” en función de lo que SÍ quiero lograr.

Algo muy importante: SI CREES QUE NO VAS A LOGRAR ALGO, ¿SABES QUÉ? TIENES RAZÓN.

Otro elemento importante del liderazgo es que todo líder tiene que ser generoso: generoso para dar, generoso para recibir, generoso para escuchar, al hablar, al escribir; es decir, pensar en los demás. Esta parte de la generosidad fue lo que me llevó a escoger este título para el libro. “EL LÍDER HUMANO” es indudablemente un líder generoso; asertivo y estricto, pero generoso. Entiende que la mejor manera de motivar es darle valor a la gente.

El capítulo de la comunicación es básico. La comunicación verbal, no verbal y escrita deben ser siempre consistentes. Comunicarse correctamente por todos los medios es esencial para el líder.

Esto es, en general lo que contiene el libro. Aunque está orientado al desarrollo gerencial y de líderes, les recuerdo que un líder no lo es sólo en el entorno laboral, un buen líder lo es también en la vida diaria, en todos sus ámbitos.

Les recuerdo que lo más importante es practicar y ser constantes. Los conceptos de este libro están muy interesantes, pero si no se practican, se van a quedar en conceptos que se irán olvidando.

Como dijo Doris Lessing, premio nobel de literatura 2007. “El talento es algo bastante corriente. No escasea la inteligencia, sino la constancia”.

Les agradezco mucho su atención y nuevamente les doy las gracias por estar aquí.

Disfrútenlo, gracias…”

Para adquirir el libro, favor de contactarnos en contacto@seguraarmand.org SoloTriangulo

7 Decisiones que Cambiarán tu Vida

Jueves, 14 de octubre de 2010 1 comentario

Recientemente terminé de leer el libro “El regalo del viajero” de Andy Andrews. En él plantea de una manera muy creativa el dilema de un individuo que ha tocado fondo.


regaloviajero Se trata de un hombre exitoso, con un muy buen trabajo, excelente sueldo y una familia bonita y feliz. De repente, lo corren de su trabajo debido a una fusión y comienza su calvario.

Pasa meses tratando de encontrar trabajo sin éxito, los problemas económicos se agudizan, su rencor crece, su pesimismo se alimenta.

Su familia se comienza a desmoronar y su hija cae enferma, necesita cirugía y no tiene dinero. Consigue trabajo de cargador y lo corren por atender una emergencia de su hija. Toca fondo.

Tiene pensamientos suicidas y yendo en su automóvil sufre un accidente que lo deja inconsciente y ahí comienza su aventura.

Tiene una serie de visiones en donde conoce a 6 personalidades del pasado: el presidente de E.U. Truman, el rey Salomón, Cristóbal Colón, Anna Frank, un coronel de la guerra civil de E.U. y Abraham Lincoln. También conoce a un ángel.

Cada uno de ellos le enseña una lección que debe aplicar en su vida para sobreponerse. Estas son:

  1. Asumo la responsabilidad de mi pasado. Soy responsable de mi pasado y mi futuro. Debemos dejar de culpar a los demás de nuestras desgracias. Nadie más que nosotros mismos somos responsables de lo que nos pasó y sobre todo de lo que nos pasará.
  2. Buscaré la sabiduría. Seré siervo de otros. Tenemos que ser humildes, saber callar, saber escuchar, saber servir. Aprender de los demás.
  3. Soy una persona de acción. Aprovecho el momento. Decido ahora. Ya en otro artículo de este blog traté de la importancia de tomar decisiones. Planeamos muy bien, inclusive generamos alternativas, pero a la hora de tomar la decisión comenzamos a dudar y a desconfiar. En realidad estamos desconfiando de nosotros mismos. Es importante recordar que no hay fallas sólo aprendizaje.
  4. Tengo un corazón decidido. Mi destino está asegurado. Apuntar a un objetivo y creer en él, creer profundamente que lo lograremos y actuar en consecuencia.
  5. Hoy decidiré ser feliz. Soy poseedor de un espíritu agradecido. Es nuestra decisión seleccionar nuestro estado de ánimo, decidamos ser felices; sí es así de fácil, actúa feliz, vive feliz, sé feliz. También agradece lo que tienes, lo que eres. Agradece a la gente a tu alrededor, agradece a la vida.
  6. Saludaré este día con un espíritu de perdón. Me perdonaré a mí mismo. El perdón es liberador. Date la oportunidad de perdonar y perdonarte, el que gana eres tú. Te aseguro que el 99% de las personas a las que le tienes rencor no tienen ni idea de lo que sientes o, peor aún, no les importa. Odiando sólo te lastimas a ti mismo: perdona.
  7. Preservaré sin hacer excepciones. Soy una persona de mucha fe. Recuerda el dicho “el que persevera, alcanza”. Es cierto. Sé consistente con tus ideas, camina hacia adelante, genera inercia. Sobre todo confía en que todo va a salir bien, ten fe, confianza.

Estos siete preceptos deben ser tomados muy en serio. Todos son muy importantes y en conjunto nos harán mejores personas y alcanzaremos el éxito. En mi libro “El Líder Humano. Técnicas para el desarrollo del ejecutivo moderno” vienen técnicas claras y aplicables para desarrollar algunas de estas habilidades. Se los recomiendo.

Por cierto, el hombre del libro despierta en el hospital al lado de su familia y, aunque al principio cree que todo fue un sueño, encuentra entre su ropa una bolsita donde había guardado los siete consejos que le habían entregado por escrito… y su vida cambió radicalmente.SoloTriangulo

Administración del Cambio

Jueves, 23 de septiembre de 2010 Sin comentarios

El cambio es el principal reto de esta era. Las fusiones, los grandes avances tecnológicos, los recortes de personal, los nuevos proyectos y los cambios en las necesidades y gustos de los consumidores son algunas de las causas de esta necesidad de cambio.


 

cambio3 Este cambio se está dando a velocidades impensables hace sólo algunos años y de no estar preparados, los daños en las organizaciones y su personal pueden ser incalculables.

Las empresas se preguntan por qué si sus procesos organizacionales están bien concebidos, sus sistemas de información están a la vanguardia y su estructura está muy bien diseñada, no tienen los resultados esperados.

Generalmente se ponen a analizar qué está pasando, gastan tiempo, dinero y recursos humanos para tratar de encontrar la causa y, en algunos casos, llegan a regresar a esquemas anteriores que “funcionaban”.

La respuesta la tuvieron siempre frente a ellos: las personas.

El principal motor del cambio es la gente. Si las personas no están comprometidas con el cambio, este difícilmente se dará. No basta con “quitar la manzana podrida”, el cambio involucra a todos los niveles de la organización.

El objetivo principal del cambio organizacional planeado es modificar el comportamiento de las personas dentro de la organización. Las organizaciones sobreviven, crecen, progresan, decaen o fracasan debido a los comportamientos de los empleados, es decir las cosas que hacen o dejan de hacer.

Es necesario centrar cualquier proyecto de cambio organizacional, proyecto nuevo, etc. en el comportamiento de la gente incluyendo a muchos empleados en el proceso. Un cambio de conducta exitoso mejora los procesos de toma de decisión individual y de grupo, la identificación de problemas, la solución de los mismos la comunicación, las relaciones de trabajo y otros similares.

El estado ideal que deben tener los empleados involucrados en el cambio es:

  • Estar abierto a nuevas ideas.
  • Sentirse estimulado y no inquieto por el cambio.
  • Sentir que tiene un reto frente a él y no una amenaza.
  • Estar comprometido a trabajar para lograr el cambio.

Y, ¿cómo lograr este estado?

Aquí es donde entra el Coaching Ejecutivo y la Administración del Cambio. Hay que manejar la resistencia y convertirla en buena disposición.

Como ya mencioné, es necesario involucrar a la mayoría de los empleados y asegurarse que todos los niveles de la organización están comprometidos.

También, hay que recordar las palabras clave: oír, escuchar, responder, inspirar y dirigir.

Posteriormente, hay que considerar los siguientes elementos:

  • Alinear las expectativas. Todos los niveles de la organización deben saber qué se está haciendo y qué se está buscando con el cambio propuesto.
  • Comunicar. Hay que implantar una estrategia de comunicación que asegure la eficiente transmisión de la información a todos los niveles.
  • Estrategia. Hay que definir los nuevos roles, capacidades y funciones que permitan la evolución al nuevo estado.
  • Enseñar. Se deberá diseñar la estrategia de transmisión de conocimiento y el entrenamiento que permita que todos los nuevos actores conozcan sus nuevas funciones.
  • MOTIVAR. Este punto es el más importante. Hay que establecer una estrategia que asegure que el cambio se está dando y que mida el nivel de resistencia durante el proceso. Aquí se deben aplicar conceptos de manejo de equipos de trabajo, motivación, escucha activa y mucha sensibilidad para administrar los temores y dudas del personal.

El rol del Administrador del Cambio es esencial en este proceso. Esta figura se encargará de asegurarse que las técnicas arriba mencionadas se apliquen diligentemente, específicamente la última.

La aplicación de la Administración del Cambio implica explorar y reconocer temores en los actores de los procesos, involucrar a toda la organización, crear conciencia del porqué de los cambios, formar líderes, transformar la percepción, fortalecer el trabajo en equipo y aprender a aprender.

A través de técnicas de Coaching Ejecutivo, un experto en Administración del Cambio es una ayuda esencial que facilitará la integración de los equipos y logrará el compromiso de los actores del cambio. www.coachingaplicado.com.mx SoloTriangulo

Como Administrar a los Introvertidos

Viernes, 20 de agosto de 2010 Sin comentarios

 

Si usted es un líder que administra a otros en su organización, es muy probable que haya por lo menos algunos introvertidos en su equipo.


 

callado Para obtener lo mejor de ellos, es importante saber cómo hablar su lenguaje, ya sea que usted sea extrovertido o introvertido.

¿Cómo saberlo?, usted se podrá preguntar, “¿Qué es la introversión?” o “¿Cómo puedo saber si alguien en mi equipo es realmente introvertido?

Hay que tomar en cuenta un punto muy importante: introversión NO es timidez. La timidez es producto de la ansiedad o el miedo a las relaciones sociales, en cambio, la introversión es una parte clave de la personalidad y puede ser mejor definida por una serie de comportamientos característicos.

Los introvertidos obtienen su energía de sí mismos, eviten demostrar emociones y mantienen los asuntos personales en privado. A continuación cinco comportamientos que puede buscar en la gente de su equipo:

  • Buscan la soledad. Los introvertidos necesitan y desean pasar tiempo solos. Frecuentemente se “engentan” y, cuando lo experimentan, necesitan retraerse para recargar pilas. En el trabajo, prefieren los lugares privados y silenciosos, y disfrutan administrar proyectos por sí mismos o en pequeños grupos de confianza.
  • Piensan antes de hablar. Aún en las pláticas más informales, consideran los comentario de otros con cuidado, hacen pausa y reflexionan antes de responder. No les gustan las interrupciones, especialmente cuando están pensando las cosas.
  • Se enfocan a profundidad. Los introvertidos se van al detalle. Les gusta indagar en las ideas y los asuntos antes de moverse. Prefieren las conversaciones profundas y no la plática superficial para sintonizarse.

Optimice la relación con sus empleados callados siguiendo las siguientes reglas:

  • Deje que sus dedos hablen. Los introvertidos prefieren escribir más que hablar. En el trabajo optan por email en vez del teléfono y hablan personalmente sólo cuando es necesario. Sienten aversión a las pláticas excesivas y muchos gravitan en las redes sociales como LinkedIn, Facebook y Twitter.
  • Muestre calma. Los introvertidos son callados y reservados. A diferencia de los extrovertidos, no tienen deseo de ser el centro de atención y prefieren “volar bajo el radar”. En conversaciones o circunstancias donde se caldean los ánimos, ellos tienen a permanecer en calma –por lo menos en apariencia- y hablan suave y lentamente.

Y, ¿usted qué gana? Hay un buen número de razones para aprender a comunicarse con los introvertidos. Para empezar, creamos nuestros mejores resultados a través de las relaciones. Comunicándose y conectándose verdaderamente con los introvertidos, entenderá sus deseos y necesidades y la mejor manera de comprometerlos.

Cuando llega al corazón y la mente de los introvertidos, también promueva más creatividad e innovación. Sus ideas individuales pueden hacer avanzar al equipo completo. También hay mucho que aprender del comportamiento de los introvertidos.

Aprender un nuevo lenguaje no es fácil, y el lenguaje de los introvertidos no es la excepción. A continuación 4 consejos para ayudarle a comenzar:

  1. Enfríese. En juntas, conversaciones y aún en pláticas casuales, baje la velocidad y dele oportunidad a los introvertidos a reflexionar y responder. Haga espacio entre sus preguntas – contando “1…2…3” en su cabeza- y evite lo que la mayoría de los introvertidos percibe como examen cruzado. Conozco algunos gerentes que tiene un post-it con un recordatorio en su teléfono que dice “Calla y escucha”.
  2. Dé el regalo de la soledad. Los introvertidos necesitan tiempo solos. Como gerente, no juzgue esa necesidad y haga lo que sea necesario para respetarla. Una técnica simple: en lugar de ir a verlo a cada rato, junte todos los temas no-prioritarios y organice una sola conversación.
  3. Escriba más, converse menos. Acomode sus preferencias. En lugar de tomar el teléfono o presentarse en sus escritorios, comuníquese a través de email o “chat on-line” en la medida de lo posible.
  4. Pase el megáfono. Anime una participación balanceada en las juntas y ayude a los introvertidos a prepararse. Pida los temas de la agenda por adelantado, asigne pre-trabajo y acuerde un sistema que invite a que todos sean escuchados.

Finalmente, evite la pregunta que más disgusta a los introvertidos: “¿Pasa algo malo?” Para este tipo de personas calladas y reservadas, no pasa nada malo. Así que déjelos solos y disfrute usted de un poco de paz y tranquilidad.SoloTriangulo

FUENTE: “THE INTROVERTED LEADER: BUILDING ON YOUR QUIET STRENGTH.” de Jennifer B. Kahnweiler.

Creencias II

Jueves, 10 de junio de 2010 Sin comentarios

“Nada es verdad, nada es mentira, todo es según el color del cristal con que se mira”

Todos tenemos creencias y reglas diferentes que gobiernan no sólo la forma en que nos sentimos acerca de las cosas que suceden en nuestras vidas, sino cómo nos comportaremos y responderemos a una situación dada.

 

atrapada Así, quiénes somos y en quién nos convertimos es algo que depende de la dirección hacia la que nos han llevado nuestros propios valores.

Nosotros mismos tenemos el sistema que “juzga” las circunstancias y dictamina la “sentencia”, todo de acuerdo a las “leyes” de nuestra mente.

Si te preguntan: “¿Te consideras inteligente?” ¿qué responderías?. Al escuchar esa pregunta, tu mente se activa y comienza a establecer qué parámetros son los que califican, según tú, a una persona inteligente, y de acuerdo a esos parámetros contestarías sí o no.

Y si te preguntan: “¿qué es lo que hace que te sientas inteligente? o ¿qué necesitas para ser inteligente?” enunciarías las reglas y criterios que en tu mente describen a alguien inteligente.

Lo mismo aplica para cualquier tema o ámbito de su vida: nuestras creencias y reglas controlan nuestras respuestas en cada momento de nuestras vidas.

¿Y cómo son establecidas esas reglas o creencias? De forma totalmente arbitraria. Como dice Anthony Robbins “son una atolondrada mezcolanza de influencias a las que nos hemos visto expuestos”

Para evolucionar hazte la siguiente pregunta: Las reglas que guían en la actualidad mi vida, ¿siguen siendo apropiadas para la persona en la que me he convertido? ¿Te has aferrado a reglas que te ayudaron en el pasado, pero que ahora te hacen daño?

Y, ¿cómo sabemos si una creencia o regla nos capacita o nos limita? Según Tony Robbins hay tres criterios principales:

  1. Se trata de una regla limitadora si es imposible de satisfacer. Si sus criterios son tan complejos, variados o intensos que no puede usted ganar nunca en el juego de la vida, está claro que esa regla es limitadora.
  2. Una regla es limitadora si algo que usted mismo no puede controlar determina el que se satisfaga o no esa regla. Por ejemplo si un tercero tiene que responder de una forma específica.
  3. Una regla es limitadora cuando sólo le deja unas pocas formas de sentirse bien, y le ofrece un cambio muchas formas de sentirse mal.

Ahora, evalúa tus creencias.

Selecciona un tema determinado, por ejemplo el éxito.

  1. Hazte la siguiente pregunta: ¿Qué tiene que suceder para que yo siente que he alcanzado el éxito?
  2. Escribe tus respuestas, haz la lista tan extensiva como creas necesario.
  3. Ahora piensa, ¿qué tan estrictas o limitantes son esas reglas? Escríbelo.
  4. Identificadas las reglas, pregúntate, ¿cómo las puedo cambiar para hacerlas capacitadoras? Para esto revisa mi artículo “El Juego que Todos Jugamos” publicado anteriormente en http://seguraarmand.org/wordpress/?p=340.
  5. Finalmente, establece un sistema de evaluación que incluya reglas que te permitan satisfacerlas, que te faciliten sentirte bien y te dificulten sentirte mal.

Hay que reprogramarnos, cuando la gente se siente bien, tiende a tratar mejor a los demás y su potencial como ser humano se maximiza.SoloTriangulo

 

 

 

Categories: Coaching Tags: ,

Creencias I

Jueves, 3 de junio de 2010 2 comentarios

Por Carlos Segura

Una creencia es una idea que es considerada verdadera por quien la profesa.

Hace poco leí un libro llamado “Viento del Este, Viento del Oeste” de Pearl S. Buck. Es un libro que recomiendo ampliamente porque te envuelve en la trama y no lo puedes soltar hasta terminarlo.


filtros Pero lo que más me gustó fue el aprendizaje que deja con respecto a las creencias. Cómo en China se tenían ciertas tradiciones y creencias tan arraigadas que la cultura occidental simplemente carecía de sentido para ellos. Los occidentales eran bárbaros.

Hay creencias de diferentes tipos. Un ejemplo es la religión.

¿Qué religión es la correcta? Depende a quién le preguntes: a un católico, a un protestante, a un judío, a un musulmán, un budista, a un agnóstico…

Hace poco vi un par de videos. El primero era de una niña musulmana a la que estaban felicitando en un programa de TV de Irán porque sabía todos los preceptos de la religión y también sabía quienes eran sus enemigos (los judíos).

El segundo video se desarrollaba en Estados Unidos y era de un grupo de extremistas cristianos que le estaban enseñando a niños a odiar a sus enemigos y a contestarles con violencia. Los vestían con uniforme militar y les hacían desquitar su coraje rompiendo cosas con bates y gritando.

En ambos casos, les están inculcando a los niños una serie de creencias que deberán regir sus vidas futuras. Esas creencias se van reafirmando en el futuro a través de hechos que son interpretados como refuerzos de las teorías que han estado viendo. Así, después de un atentado terrorista, comienzan campañas informativas que lo que hacen es reafirmar dichas creencias hasta enraizarlas en la conciencia individual, convenciendo al portador que ESA es la única manera de ver las cosas.

¿Y, a qué viene todo esto?

La idea central es que todos vemos la realidad a través de filtros. ¿Se han puesto alguna vez los lentes en el cine para ver una película 3D? ¿Se han dado cuenta que de un lado tienen plástico verde y del otro plástico rojo?

Esos son filtros que en este caso hacen que con un ojo no veamos los colores verdes y con el otro no veamos los rojos, que en combinación con el formato de la película, hacen que nuestro cerebro crea que las imágenes salen de la pantalla.

Eso es exactamente lo que hacen las creencias con nuestro cerebro. Lo “engañan” para que crea que está viendo, entendiendo o interpretando lo que esa creencia quiere.

Las creencias en muchos casos son subconscientes, y afectan la percepción que tenemos de nosotros mismos, de los demás y de nuestro entorno.

Cuando una creencia se instala en nosotros de una forma sólida, como en el caso de los videos que conté arriba, nuestra mente discrimina aquellas experiencias que no cuadran con ella.

Todos tenemos creencias fuertes que nos apoyan a lograr objetivos y también tenemos creencias limitadoras.

Las creencias se dividen en dos tipos:

Creencias Globales.

que son generalizaciones que hacemos sobre las cosas, el mundo, la vida, etc.

Ejemplos: La vida es difícil. La letra con sangre entra. Si las cosas que valen la pena se hicieran fácilmente, cualquiera las haría (¿recuerdan esto?). La vida es maravillosa.

Reglas.

que son pautas que rigen nuestro comportamiento.

Ejemplos: Si tengo un buen coche, la gente me respetará. Si tengo ingresos fijos, tendré seguridad.

En el próximo artículo, les hablaré de cómo retar esas creencias globales y cómo desafiar esas reglas que tú te has impuesto según tus creencias.SoloTriangulo

Carlos Segura
Coach Ejecutivo

El poder de la sonrisa

Viernes, 28 de mayo de 2010 Sin comentarios

Por Carlos Segura
Coach Ejecutivo


sonrisa La única emoción totalmente positiva que se expresa en la cara es la alegría, el estar contentos. Otras son la tristeza, el miedo, el enojo, la envidia, la confusión, inclusive la sorpresa… Y no es que estas otras sean negativas, son emociones que tienen su función y su valor, pero la alegría es totalmente positiva.

Esto es porque la alegría es la más poderosa de todas las emociones.

Prueba este ejercicio (¡sí, hazlo ahora!): Pon cara de tristeza, ahora pon tu cuerpo como si estuvieras triste (hombros caídos, cabeza gacha, un poco encorvada, músculos relajados). Quédate así por unos momentos.

¿Cómo te sientes? Triste, ¿verdad?

Ahora, levántate de tu silla (si te ven no importa, mejor les explicas y los invitas), sacúdete totalmente –brazos, piernas-, mueve la cabeza, da dos o tres brincos en tu lugar. Ponte derecho, sonríe, que se vean tus dientes, suelta una carcajada, sube el puño y grita ¡SÍ!

¿Y cómo te sientes ahora?

¿Qué conclusión sacas de esto?

La palabra emoción tiene su origen en el latín “emotio”. El prefijo “e” (ex) significa sacar, mover hacia afuera; y “moción” (motio) significa moverse. Es decir, moverse hacia afuera, expresarse.

Las emociones son movimiento.

Los creadores de la Programación Neuro-Lingüística o PNL se basaron en este hecho para desarrollar esta disciplina, que ha revolucionado la manera como el ser humano se motiva a la acción.

Nosotros podemos modificar nuestras emociones a través de nuestro cuerpo. A través de nuestras expresiones faciales y nuestros movimientos corporales. ¿Cómo? Si hiciste el ejercicio anterior, ya sabes cómo.

Cuando te encuentres en un estado del que quieras salir: por ejemplo tristeza o enojo, sigue estos simples pasos:

  1. Sonríe. Esta simple acción liberará endorfinas.
  2. Evoca un momento feliz de tu vida. Escoge un momento, una escena, un lugar de tu vida, un momento de éxito, una persona que te haya traído profunda felicidad. Recuérdalo, siéntelo, recuerda cómo te sentiste, qué viste, qué escuchaste, qué oliste. Fija esa imagen en tu mente.
  3. Trae esa imagen de tu pasado al presente. Trae también todas las sensaciones vividas. Ubícate en esa imagen de tu mente. Adopta las expresiones que tenías en ese momento.
  4. Modifica la posición de tu cuerpo. Ponte en el estado corporal que tienes en tu imagen feliz.
  5. Como siempre, practica, practica y practica más.

Cuando hayas logrado llegar al punto 4, verás el problema o evento que está ocasionando ese estado en el que te encontrabas de una manera totalmente diferente – positiva.

No se trata de evitar la tristeza, el enojo o la confusión, se trata de que en el momento que tú desees puedes modificar tu estado.

Tú eres el dueño de tus estados de ánimo.

¿Ya sonreíste hoy?SoloTriangulo