Archivo

Entradas Etiquetadas ‘buenas prácticas’

Honestidad en el Trabajo

Miércoles, 25 de agosto de 2010 Sin comentarios

Hay que considerar algo que no nos sorprende: la inseguridad en el trabajo y el stress financiero pone presión en la ética de los empleados.


 

etica Lo que sí es sorprendente y preocupante es el alto porcentaje de empleados que afirman que harían algo deshonesto para conservar sus trabajos.

Si esto es cierto, los gerentes deben de estar muy atentos. A continuación, algunas acciones típicamente deshonestas a las que hay que poner atención:

· Tomar crédito por algo que no se hizo. Para prevenir que los rivales tengan éxito, los empleados pueden no mencionar, o minimizar sus contribuciones. Por ejemplo, suponga que asigna a dos empleados a trabajar en una tarea. Posteriormente, pregunta a uno de ellos como estuvo. El empleado dice, “Muy bien. Llamé a 10 personas, junté la información y la organicé para la revisión. Luego, Laura le dio una revisara rápida y terminé.” Si usted no está escuchando con atención, puede perderse el hecho de que Laura hizo muy poco, aunque generalmente trabaja muy duro. Ponga atención a estos detalles y no los deje del lado. Pregunte específicamente qué fue lo que hizo Laura y luego pregúntele a Laura.

· Culpar a otros. En este caso el trabajador minimiza su participación en un error o falta de avance y culpa a su compañero. De nuevo, la mejor respuesta a cualquier cosa que suene tendenciosa es dar seguimiento con preguntas acerca de quién hizo qué y revisarlo con todas las partes involucradas.

· Esconder o falsificar información. Para sabotear a la competencia, un empleado puede proporcionar información que sea inexacta o incompleta. Si los resultados le parecen malos y el empleado que recibió la información le dice que él siguió los procedimientos usuales, busque la información original. Si está diferente, comience su investigación con el empleado que la proporcionó.

· Retrasar la acción. Los empleados se pueden también sabotear entre ellos bajando deliberadamente el ritmo de trabajo. Un truco común es el ir estrictamente con el procedimiento, solicitando cambios y aprobaciones superfluas. Si los empleados reclaman, no responda automáticamente “las reglas son las reglas”. Revise quién es el que está abusando de ellas y porqué.

Dos tácticas pueden ayudar cuando sospecha que los empleados se están saboteando entre ellos. Primero, permanezca involucrado en el día-a-día de sus empleados, no micro-administrar sino monitorear consistentemente. Segundo, sea muy claro en cuanto a la honestidad e integridad en el trabajo.

Cuando los empleados se enteran que la trampa será detectada, se vuelve muy riesgoso y la presión para hacerlo disminuye.SoloTriangulo

¿Se considera un buen gerente? Descúbralo aquí…

Domingo, 5 de julio de 2009 1 comentario

por Carlos Segura

Muchos factores pueden definir a un gerente excelente o a uno no tan bueno. He aquí una serie de características que todo buen supervisor debe buscar.

LOS BUENOS GERENTES

LOS MALOS GERENTES

Es fácil hablar con ellos aún bajo presión

Sólo se les puede hablar en algunas ocasiones

Tratan de ver el mérito en sus ideas aunque no estén de acuerdo

Tienden a asumir que sus ideas son las mejores porque ellos son el jefe

Trata de ayudar a la gente a entender el objetivo de la empresa

Deja que la gente descubra por sí misma cómo les aplican los objetivos de la compañía

Trata de dar a la gente toda la información que le solicitan

Le da a la gente sólo la información que él/ella cree que necesitan

Trata de encauzar a la gente al logro de nuevos objetivos

Piensa que tomar nuevas rutas es riesgoso y evita que la gente las busque

Trata principalmente de corregir errores y ve cómo pueden ser prevenidos en el futuro

Cuando algo sale mal, trata principalmente de encontrar al culpable

Espera un desempeño superior y lo recompensa

Espera que las cosas se hagan bien; no dice mucho a menos que algo vaya mal

Toma los errores con calma mientras se haya aprendido de ellos

Permite muy pocos errores, especialmente aquellos que lo puedan poner en apuros

Consistentemente tiene altas expectativas de la gente

Cambia sus expectativas de la gente momento a momento

¿Conoce usted las Buenas Prácticas en la Administración de Proyectos?

Miércoles, 24 de junio de 2009 3 comentarios

por Carlos Segura

Sin un proceso de administración sano, es casi imposible que un proyecto tenga éxito. Las Buenas Prácticas en la Administración de Proyectos enfatizan las prácticas que permiten al Líder el administrar proyectos de manera consistente.

Planeación Formal y Calendarización

Objetivo:

Facilitar la organización y la comunicación entre los miembros del equipo y asegurar comunicación consistente entre todos los jugadores. Además, un plan formal fija la base contra la cual se va a medir el progreso del proyecto.

Buenas Prácticas:

  • Identificar y documentar las estrategias de mitigación del riesgo y el plan.
  • Crear archivos de proyecto por temas como planes, reportes de estatus, minutas de juntas, etc.
  • Asigne recursos específicos a tareas para identificar a las partes responsables.
  • Determinar quiénes y cuáles son los recursos críticos del proyecto, identificar la ruta crítica y revisarla frecuentemente.
  • Desde el principio, siempre involucre a los usuarios, jefes y patrocinadores relevantes en cada actividad del proyecto. Use herramientas apropiadas para asegurar que el plan está tan completo como es posible.
  • Identifique a todos los usuarios y patrocinadores.
  • Desarrolle calendarios realistas. El plan del proyecto establece la base. El calendario se refina en base periódica para incluir actualizaciones conforme datos adicionales del proyecto aparecen.
  • Conduzca una revisión formal de colegas como una manera muy efectiva de tomar experiencias de otros equipos.

Seguimiento y Reportes

Objetivo:

Hay que reportar el progreso del proyecto y facilitar la comunicación entre todas las partes involucradas.

Buenas Prácticas

  • Hacer juntas semanales o quincenales con el usuario, el patrocinador y la administración para comunicar el estado del proyecto.
  • La comunicación directa hace más fácil el obtener compromiso y obtener respuesta inmediata si sale cualquier contratiempo.
  • Asegurar que los datos usados en los diferentes reportes proceden de una misma fuente y mantienen la integridad.
  • Reporte el estado del proyecto contra el plan acordado. Como guía, este estado debe incluir tareas/hitos cumplidos, temas que requieran atención, comentarios de los siguientes pasos, cualquier cambio en los planes, tiempos y costos actuales y los no considerados.
  • Distribuir minutas del estado, particularmente en proyectos donde hay muchos participantes.

Identificar Problemas Abiertos para Resolución.

Objetivo:

Implantar y administrar el proceso para detectar, dar seguimiento y resolver los problemas abiertos.

Buenas Prácticas

  • Asignar números de control a los problemas.
  • Dar seguimiento al estado de cada problema.
  • Asignar cada problema a un individuo para su seguimiento y resolución.
  • Actualice los planes de proyecto, lista de tareas y responsables semanalmente, revalidando los planes antes de su publicación.
  • Avise a las partes interesadas de cualquier impacto en el calendario.
  • Premie la resolución de problemas de tal forma que enfatice la resolución proactiva de problemas contra la reactiva.

Escalamiento

Objetivo:

Obtener de la Dirección la aprobación de recursos adicionales, ayuda, autorización para actualizar el proyecto o inclusive, su cancelación.

Buenas Prácticas

  • Identificar el nivel de escalamiento requerido para cada problema dado.
  • Estar consciente de presiones políticas, prioridades, ramificaciones y sensibilidades del proyecto.
  • Para cada escalamiento entender la prioridad del proyecto y determinar tiempo de respuesta requerido, investigar soluciones alternativas, definir qué apoyo se requiere de la Dirección, usar influencia y la red para facilitar la resolución.
  • Administrar la implantación de la solución después del escalamiento.
  • Comunicar claramente el impacto y el resultado a la Dirección, los patrocinadores y el equipo.

Si desea conocer más al respecto comuníquese con nosotros, somos expertos en administración de proyectos y podemos asesorarlo.