Inicio > Coaching, Consejos > Desempleo y cambio de carrera

Desempleo y cambio de carrera

Martes, 7 de diciembre de 2010 Dejar un comentario Ir a comentarios

Actualmente hay una gran cantidad de personas que se están quedando sin empleo después de haberle dedicado varios años a una empresa.


 

cambio1Personas que alcanzaron un buen nivel gerencial dentro de la empresa se enfrentan hoy a la disyuntiva de buscar un puesto igual o mejor o, según ellos, “degradarse” y aceptar lo que sea.

Es muy importante que antes de lanzarse a la aventura de la búsqueda de carrera se hagan asesorar por un Coach Certificado o tomen algún taller de Outplacement.

Sin embargo, hay que considerar como lo más básico el identificar cuáles son nuestras necesidades vs. cuáles son nuestros deseos. Financieramente hablando, si gastamos en lo que deseamos por encima de lo que necesitamos, es muy probable que caigamos en un déficit financiero rápidamente, endeudándonos en cosas inútiles.

Lo mismo aplica en el ámbito laboral. Pregúntate, ¿qué necesito? antes de ¿qué quiero?

Y para eso van unos consejos tomados y adaptados de un artículo de Sital Rupelia para cambiar de carrera.

1. Olvídate de los títulos (director, gerente, etc.)

Enfócate en los componentes o ingredientes que tú buscas en una nueva carrera. Haciendo esto, te abres a un rango más amplio de trabajos y carreras en que puedes utilizar tus fortalezas y satisfacer tus intereses, muchos de ellos que ni siquiera sabes que existen.

2. Deja de sobre-planear y sobre-pensar.

La mayoría de las personas tienen alguna idea del tipo de cambio que quieren hacer. Pero nunca dan el siguiente paso porque meditan el tema demasiado, llegando al punto de que se saturan y no se mueven. La clave está en no pasarse planeando todo el tiempo, sino sólo lo justo para dar el siguiente paso.

3. Mantén tus finanzas en forma, busca una fuente de ingresos rápido.

Ya sea un trabajo de medio tiempo, consultoría, contratista, rentando un cuarto vacío o vendiendo algo. No puedes enfocarte en el cambio si estás preocupado por pagar la renta.

4. Construye y cultiva relaciones genuinas.

Cada contacto que necesites para que te ayude a encontrar lo que quieres o encontrar la siguiente oportunidad está en tu agenda o en la de tus contactos. Pídeles ayuda y deja que te ayuden.

5. Rodéate de un grupo de colegas que piensen como tú:

i) Que hayan hecho cambios mayores en sus vidas; ii) que ya hayan hecho un cambio de carrera; iii) que sean de mente positiva, con empuje que te motiven en vez de asustarte y por supuesto mantente alejado de la gente negativa, floja y con visiones fatalistas del mundo.

6. Confía en tus instintos.

Muchas veces tú ya sabes lo que quieres hacer, pero los “consejos” y opiniones de la gente a tu alrededor hacen que dudes. Así que escucha más a ti mismo que a los demás.

7. Enfócate en tus fortalezas.

¿Cuáles son tus habilidades naturales o talentos únicos? ¿en qué estás interesado? ¿cuáles son los problemas clave que tú puedes resolver? Ahora, sabiendo esto, ¿cuál es tu siguiente paso?

8. No te pases de idealista.

En el coaching hablamos mucho de buscar tu ideal e ir por él, pero también hacemos mucho énfasis en que hay que hacer la lista de pros y contras de nuestro ideal y del esfuerzo para alcanzarlo. Por eso, este consejo se refiere a no pasarse de idealista. Una buena regla es enfocarse en un trabajo que cubra tus intereses en un 70%.

9. Considera el TODO.

Tu selección de carrera tendrá un impacto en cada parte de tu vida, tu salud, familia, amigos, pasatiempos e intereses, así como a tu lado religioso-espiritual. Asegúrate que tu decisión te haga exitoso como persona y no sólo a tu carrera y tu cuenta de banco.

10. Sal a la calle y experimenta.

No todo está en internet. Sal a conocer personas, hacer nuevas cosas, haz algún voluntariado. Las oportunidades vendrán de ahí y no de internet.

11. Reinvéntate a ti mismo, acepta la incertidumbre.

La vida, la economía, los negocios no van en línea recta. Así que espera lo inesperado y siéntete cómodo en la incomodidad.

12. Invierte en ti mismo.

Para crear el tiempo, el dinero y el estilo de vida deseados, primero tienes que invertir. Eso puede involucrar redefinir tus habilidades, investigar, hacer networking, atender cursos y seminarios, etc. El cambio no sucede solo, requiere inversión de tu parte. En mi libro “EL LÍDER HUMANO – Técnicas para el desarrollo del ejecutivo moderno” toco el tema haciendo alusión a la ley de la inercia de Newton: “un cuerpo permanecerá en estado de reposo o movimiento (estado estable) a menos que haya una fuerza externa lo suficientemente fuerte para sacarlo de ese estado” ¡Haz que tu estado estable sea el movimiento!

13. Prepárate para que el proceso tome más de lo esperado.

Lo bonito de todo esto es que los resultados de lo expuesto son impredecibles, así que asegúrate de estar mental y financieramente preparado para esto.

SoloTriangulo

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.


- four = 3