Inicio > Administración, Coaching > Cómo Aplicar las Técnicas de Coaching en la Empresa

Cómo Aplicar las Técnicas de Coaching en la Empresa

Lunes, 1 de marzo de 2010 Dejar un comentario Ir a comentarios


Utilizar el coaching y las técnicas de retroalimentación, pueden ser una de las formas más exitosas de hacer programas de reconocimiento para los gerentes.

Mientras las empresas continúan buscando maneras de recortar costos, el coaching/reconocimiento es una alternativa de bajo costo y alto impacto para considerar.



De hecho, los gerentes están cometiendo un error si no consideran las habilidades de coaching como una prioridad y, de hecho, como una parte importante de su descripción de puesto.

Aquellos gerentes que apoyen un ambiente de aprendizaje con el enfoque en desarrollar las habilidades de la gente quedarán muy por encima de la competencia, al lograr atraer y retener empleados valiosos.

Aquellos con reputación de invertir en las habilidades y el crecimiento de los empleados, atraerán a los mejores empleados y también los más leales.

El coaching también puede ser útil para:

  • Incrementar la motivación;
  • Incrementar la productividad;
  • Mantener el crecimiento (y las utilidades)

¿Y qué es el Coaching Empresarial?

Esencialmente, es el proceso de proveer retroalimentación y diálogo que trata con el crecimiento de un individuo y que está generalmente centrado en una competencia particular o en un set de competencias.

¿Qué hace al gerente un gran coach?

Un Coach Ejecutivo Certificado es necesario para lograr que los gerentes desarrollen las siguientes competencias. Una vez que logran desarrollar sus propios potenciales, ya estarán en posición de dar, a su vez, coaching y una retroalimentación adecuada a su gente.

Los pasos para lograrlo son:

  1. Fijar estándares de desempeño y expectativas claros. Empleados que trabajan para líderes con excelentes habilidades de coaching saben lo que deben cumplir. Ellos pueden decir, “Mi gerente fija los objetivos de desempeño de inicio; Yo se lo que se espera de mi desde el principio.”
  2. Proveer retroalimentación de desempeño regularmente. Los gerentes fuertes en este tema iniciarán la conversación de retroalimentación, poniendo atención en el conocimiento, las habilidades y trazos de carácter que son críticos para el éxito de los empleados en sus ocupaciones actuales y prepararlos para responsabilidades mayores. Si el empleado es el que tiene que iniciar la conversación, el líder no se está enfocando en la relación de coaching.
  3. Observe el desempeño “en vivo” y con clientes. Los gerentes que se toman su tiempo para observar el comportamiento de los empleados en el contexto de sus responsabilidades diarias, puede proveer una retroalimentación más clara y más relevante. Aquellos que no lo hacen pueden ser considerados como insensibles y su retroalimentación no tomada correctamente.
  4. Ayudar a los empleados a desarrollar acciones para su auto-desarrollo. Un coach efectivo selecciona áreas específicas de mejora y apoya a los empleados a desarrollar sus planes –personales y profesionales- para alcanzar los objetivos deseados.
  5. Reconocer y premiar el desempeño excelente. Los coaches deben dar reconocimiento público y asegurar que sus empleados son recompensados de manera tangible por un desempeño excepcional.
  6. Proveer entrenamiento, guía y soporte. Los coaches efectivos ofrecen a sus miembros oportunidades de crecer, proveyendo guía profesional y el mejor entrenamiento; y apoyándoles en aplicar lo que aprendieron a su trabajo.
  7. Construir relaciones. Los mejores coaches desarrollan relaciones personales con sus equipos y trabajan en relaciones interpersonales de calidad. Los gerentes menos efectivos se enfocan sólo en los aspectos administrativos del trabajo a expensas de las relaciones individuales.
  8. Determinan si un empleado tiene problemas de “habilidad” o de “deseo”. Los problemas de habilidad requieren paciencia y entrenamiento; los problemas de deseo requieren motivación. No es inusual el observar un problema de habilidad y asumir que es problema de motivación, pero ignorando la necesidad de mejores habilidades será costoso desde el punto de vista de la productividad.
  9. Mantener la visión general. Los coaches efectivos ven cada situación como un solo elemento del desempeño general de la persona. Son de mente abierta y consideran todos los aspectos del desempeño individual antes de hacer una evaluación objetivo del desempeño.
  10. Provee oportunidades a los empleados y los expone a líderes fuertes. Los buenos coaches se vuelven expertos para los empleados a los que están dando coaching. Esto lo hacen a través de patrocinio y dejando saber a la organización lo que sus cargos están logrando.

No se nace con estas facultades, es necesario desarrollarlas. La ayuda de un Coach Ejecutivo Certificado se vuelve de vital importancia para lograr que esta manera de pensar se permee en toda la empresa, sus líderes y sus gerentes.

Nosotros somos Coaches y podemos ayudar a su empresa a lograr este objetivo. Búsquenos en www.coachingaplicado.com.



5 + = ten