Archivo

Archivo para noviembre, 2009

Motive a sus empleados. Reconozca sus logros.

Sábado, 28 de noviembre de 2009 Sin comentarios

Una vez más tocamos el tema de la motivación. No podemos cansarnos de insistir en que el mayor activo que una empresa tiene son sus empleados y es necesario mantenerlos interesados.

Reconocer sus logros es una manera. A continuación unos consejos de simple aplicación.

  • Llámelo Llame a un empleado a su oficina sólo para agradecerle; no discuta ningún otro tema durante la visita.
  • Incluya una nota Envié algún mensaje escrito en algún documento que le envíe a su empleado, o en su recibo de nómina o solo, indicando qué le gustó de él y porqué.
  • Ayúdelos Ayude a sus empleados cuando están bajo presión para terminar un trabajo. No sea el “jefe”. Pregunte cómo puede ayudar y haga lo que se le dice.
  • Cambio el ritmo Premie a un empleado sobresaliente asignándole un nuevo proyecto. Si no es posible, ofrézcale más variedad en su trabajo actual. Darles a los empleados nuevas oportunidades para aprender, desarrollarse y crecer es una forma de reconocimiento y agradecimiento. Es un gran motivador.
  • Evidencia física Designe un lugar para poner fotografías, memorandos y otra evidencia del progreso de un proyecto importante. No espere a que los empleados lo hagan por sí mismos y haga claro que todo el mundo es libre de incluir elementos positivos acerca de otros y firmarlos como un tributo especial.

  • Exprese orgullo Cuando los empleados logren un gran éxito, permítales que lo anuncien y pregonen. Cada departamento puede tener su propia señal de éxito. Les da a todos la sensación de orgullo y camaradería que no puede ser obtenido de otras formas.
  • Marquesina Reconozca a las personas en el boletín mensual o en una marquesina. Piense que tan poco esfuerzo de su parte puede tener un impacto tan grande en la persona que durará mucho tiempo, ya que otros verán el mensaje y podrán añadir el suyo.

¿Verdad que son consejos muy sencillos de implantar? ¡Hágalo ya y verá resultados!

3 Elementos a considerar para el éxito de su empresa.

Miércoles, 25 de noviembre de 2009 Sin comentarios

Una lista de las razones por las cuales las PYMES fallan podría parecer muy larga a primera vista. Pero la mayor parte de ellas puede ser condensada en tres: Dinero, Administración y Marketing.


Dinero. Toma mucho tiempo a una compañía nueva llegar a su punto de equilibrio. Principalmente debido a contingencias e imprevistos. Mientras tanto, uno debe seguir manteniendo a su familia. Antes de lanzar un negocio, aparte una “canasta de huevos” que le permita a su familia sobrevivir por al menos tres veces más tiempo del período que haya proyectado para alcanzar el punto de equilibrio. Use ese mismo multiplicador para proyectar el capital de trabajo que su compañía necesitará; determine el máximo flujo de caja negativo de sus proyecciones y multiplique el resultado por tres para determinar el capital de trabajo que debe conseguir. Aunque es difícil conseguir capital, siempre es más fácil conseguirlo la primera vez. Si no consigue suficiente capital y se negocio sólo tiene un pequeño éxito para cuando se le acaba el dinero, los inversionistas probablemente no estarán interesados en “meterle dinero bueno al malo”.

Administración. La gran mayoría de aspirantes a empresarios ocupan sus puestos administrativos con amigos. Esto no es sólo la manera más segura de romper una amistad, también es la manera más predecible de ir al fracaso. Nunca contrate conocidos para unirse a su administración a menos que tengan la experiencia apropiada en el campo de su negocio y que estén abiertamente dispuestos a no estar de acuerdo con usted. De otra manera, usted estará destinado, máximo, a tener un negocio mediocre.

Marketing. Esto involucra más que sólo conocer el mercado y qué lo motiva. La mayoría de los negocios se enfoca en el mercadeo de “empujar”, pero pocos se enfocan en el “jalar”, que es uno de los secretos del éxito. Para apreciar la diferencia, imagine una tubería fluyendo desde su negocio hasta a través de su red de distribución hasta su usuario final. Usted tiene una fuerza de ventas que cierra órdenes al siguiente nivel. Si usted manufactura herramientas, su siguiente nivel serían sus distribuidores. Si usted embotella bebidas, serían las tiendas de abarrotes. Esta actividad pone el producto en sus inventarios o sus estantes y es conocido como empuje porque usted es el que empuja los productos por la tubería y haciendo ventas desde su extremo. Si esto es lo que usted hace, está condenado al fracaso, porque si los clientes no piden su producto en el otro extremo, la tubería se tapa. Esta es la causa de fracaso para muchos negocios que obtienen ganancias tempranas de esas órdenes que llenan inicialmente la tubería y luego se atascan. La clave está en enfocarse en jalar; es su responsabilidad, no la del distribuidor, hacer que los clientes potenciales sepan lo que su producto hará por ellos. De esta manera, ellos jalan su producto desde el otro extremo de la tubería y las órdenes comenzarán a fluir suavemente.


Aún más que sus productos o servicios, estos tres elementos son críticos para el éxito de su negocio. Póngales cuidado y ellos le pondrán cuidado a usted. Ignore cualquiera de ellos y estará invitando al desastre.

Tomado de Scott Clark del Puget Sound Business Journal. Traducción: Carlos Segura

Categories: Administración, Consejos, Negocios Tags:

Estimule la Creatividad de sus Empleados

Viernes, 20 de noviembre de 2009 Sin comentarios

“En los negocios, las personas siguen diferentes caminos para lograr el éxito. Sólo porque no siguieron tu camino no significa que estén perdidos”

Para obtener resultados espectaculares, trate de estimular la creatividad de su gente. Siga estos simples pasos:

  • SEÑALE LOS PROBLEMAS – Sea específico al enunciar los problemas. Descríbalos en detalle.
  • PERSONALICE LOS PROBLEMAS - Hable del problema de inmediato y en términos prácticos. Que todo mundo sepa de él. Alguien con una visión fresca podría ofrecer una solución.
  • SUGIERA UNA LÍNEA DE ATAQUE – Asegúrese que su gente entiende el problema y los procedimientos. Apunte los puntos específicos del problema. Si tiene algunas ideas, ofrézcalas.
  • MANTENGA COMUNICACIÓN – Verifique el progreso de su gente. Ayúdelos si se atoran. Aliéntelos.
  • DELES TIEMPO – Algunas ideas necesitan tiempo. No los apure innecesariamente.
  • RECOMPÉNSELOS – Motívelos a ser creativos. Aplauda todas las buenas ideas y premie al equipo sobresaliente.

La creatividad es una actitud, hay que promoverla, hay que invertir en ella. Los resultados saltan a la vista.


4 Consejos para motivar a sus clientes

Martes, 17 de noviembre de 2009 Sin comentarios

Ofrecer motivación puede ser un modo sencillo y de bajo costo para hacer algo que impresione a sus clientes, hágalos recordarlo y asegure que regresan a su negocio.

Los dueños de negocios pequeños frecuentemente hablan de crear lealtad en sus clientes, pero pocos lo logran. Los negocios tienden a creer que si ofrecen un producto de calidad sus clientes estarán contentos, pero no todos los clientes contentos se vuelven leales.

Los clientes leales no sólo son aquellos que regresan a hacer negocio con usted, sino que recomiendan y refieren su negocio a sus amigos y asociados. La llave para crear un cliente leal no está en alcanzar sus expectativas, sino en excederlas.

En muchos casos, la única manera de diferenciar su PYME de una manera significativa es el proveer una experiencia de compra que vaya más allá de lo que espera el cliente.

Los siguientes consejos son sólo formas diferentes para sorprender a su cliente y crearle una experiencia memorable con la que ganará su corazón y su mente.

  1. Discúlpese por sus errores. Los errores son inevitables. A la gente le importa menos el error que como usted maneje la situación. Admita siempre sus errores, tome la responsabilidad y discúlpese.
  2. Pregunte por sugerencias de cómo puede mejorar las cosas. A la gente le encanta que le pregunten su opinión y significará aún más si le manda a los clientes que le dieron sugerencias una comunicación de seguimiento acerca de cómo usó su sugerencia para mejorar su negocio, o simplemente, un agradecimiento.
  3. Haga de las referencias un gran acontecimiento enviando a la persona que hizo la referencia un vale por una cena en un buen restaurante.
  4. Recuerde a los niños. Detalles de buena voluntad hacia los hijos de los clientes hará una excelente impresión.

Estos son cuatro pequeños y sencillos consejos a seguir. Sígalos y me cuenta la diferencia.

6 Consejos para presentar sus ideas de manera efectiva

Martes, 10 de noviembre de 2009 Sin comentarios

Puede tener una propuesta valiosa con objetivos y beneficios claros, pero si no entiende cómo presentar esas ideas a la alta gerencia, puede aburrirlos y no lograr exponer sus puntos.

El hecho es que hablar con la alta gerencia (o a cualquiera que desee transmitir un mensaje) requiere que vea las cosas bajo la perspectiva del otro de manera consistente.

David Green, director de curriculum en Dale Carnegie Training, refuerza este mensaje en sus presentaciones y conferencias.

He aquí algunos consejos para que considere en su próxima presentación:

  1. Cómo “escucha” la alta gerencia. Los ejecutivos de alto nivel son escuchadores experimentados con un con poco tiempo que generalmente están tomando grandes apuestas en función de personas, recursos y presupuestos. Tienden a ser pensadores globales, enfocados en la expansión, el crecimiento corporativo, el mercado y su influencia en sus negocios.
  2. Tome el 90% de su tiempo en su presentación. La mayoría de los presentadores gasta mucho tiempo desarrollando el contenido de la presentación, pensando que si arman un caso a prueba de balas con mucho material de soporte no pueden perder. De hecho, dice Green, debemos de tomar 90% de nuestro tiempo en la presentación como tal – ¿quién es la audiencia, cuál es su nivel de conocimiento acerca del tema, qué necesitan saber para tomar una decisión (en nuestro favor), qué quieren saber? Lo que los tomadores de decisiones quieren, es información simple, clara, concisa, relevante e interesante.
  3. Dígales qué tienen que hacer. Lo que le diga a los ejecutivos en su presentación debe contener el tema (cualquiera que este sea). Traduzca su mensaje en problemas, estrategia, prioridades, la visión o misión de la compañía— las prioridades del negocio que les conciernen.
  4. Utilice el entrenamiento en ventas más corto del mundo: Conozca su negocio. Conozca su tema. Luego, júntelos, dice Al Krause, CEO de Coposite Optics, Inc.
  5. Desarrolle la estructura de su presentación. Indique el problema (como usted lo ve). Este debe ser una declaración similar a la que haría un abogado. Investigaciones de Green muestran que las declaraciones que toman esta forma funcionan bien para darle enfoque a su presentación: “Esto es el por qué estamos aquí hoy”, o “Esto es lo que yo entiendo acerca de nuestro problema”. Luego pregunte, “¿Algo ha cambiado?” o “¿Entiendo correctamente la situación?”
    Especifique la solución: Consejo: No confunda el dar antecedentes con indicar su punto. No es lo mismo. Si los ejecutivos necesitan explicación la preguntarán, así que salte directamente a lo que usted ve como la solución.
    Especifique el “porqué”. Construya credibilidad para resolver el problema. “La audiencia no quiere saber cómo hacer un reloj. Ellos quieren saber qué hora es.”
    Haga su propuesta. “Usted siempre está vendiendo algo o pidiéndoles que hagan algo,” dice Green. No se salte este paso.
    Solicite acción. Este es un paso importante que muchos gerentes de Recursos Humanos se saltan. Dígales qué necesita y pídales que lo aprueben. Recuerde que muchas decisiones de alto nivel primero se hacen y luego se justifican, dice Green.
    Responda cualquier pregunta. Un resumen breve es también importante para corregir cualquier mal entendimiento y responder preguntas.
  6. Ensaye. Recuerde: usted es el mensaje. Mientras más senior sea su audiencia, ensayar es más importante, dice Green.

Consejos de Green para calibrar a su audiencia.

Antes de hacer su presentación, pregúntese lo siguiente. ¿Sabe usted…?

  1. ¿Qué necesitan saber?
  2. ¿Por qué están ahí?
  3. ¿Si van a entender los hechos y los números?
  4. ¿Si saben algo acerca de su tema?
  5. ¿Cómo se sienten con el PowerPoint?
  6. ¿Si esperan entretenimiento?
  7. ¿Si les gustan los resúmenes impresos?
  8. ¿Su actitud acerca del tema?
  9. ¿Qué preguntas pueden tener?
  10. ¿Cómo aprenden nuevas cosas?
  11. ¿Cómo responden al humor?
  12. ¿Si van a querer escuchar?

Fuente: David Green, Dale Carnegie Training

Traducción: Carlos Segura

Secretos Simples para Armar Equipos Exitosos

Jueves, 5 de noviembre de 2009 Sin comentarios

Tomado de un artículo de Warren Bennis, autor del libro ORGANIZING GENIUS: THE SECRETS OF CREATIVE COLLABORATION

A los dueños de negocios y gerentes les encanta hablar acerca de equipos y trabajo en equipo. Sin embargo muchos lo dicen como fórmula trillada que descuida la importancia del qué son los equipos exitosos.

La colaboración es una necesidad en este mundo global, ultra tecnológico y constantemente cambiante. Los grupos exitosos están formados de persona que colaboran de manera tan creativa que brincan todos los obstáculos… y hacen que la empresa sea exitosa.

Por ejemplo, los científicos y administradores del Proyecto Manhattan que construyó la primera bomba atómica formaron el más grande equipo en el que pueda pensar. Ellos inventaron soluciones a problemas difíciles. Lograron lo inalcanzable.

Pasos prácticos

No hay garantía de que cada gerente pueda crear un equipo exitoso y no hay garantía de que cada equipo pueda alcanzar el éxito. Pero hay maneras de maximizar la probabilidad de que cree un grupo que se convierta en exitoso…

Reclute grandes talentos. La primera tarea para crear equipos exitosos es reclutar al mejor talento posible. Una vez que los tenga a bordo, usted logrará lo que sea: construir algo nuevo, lanzar un nuevo producto o idea, tomar el paso que nadie más ha dado…

Efectivo: Celebre el talento de otros. No tema reclutar gente que sea mejor que usted, gente que pueda llenar los huecos de su área de experiencia. Reclute gente que ve las cosas de manera diferente. Reclute a aquellos que quieren saber qué sigue y no el final. La gente exitosa tiende a ser amplios generalistas no especialistas. Son solucionadores de problemas, en lugar de burócratas.

Mientras más pueda posicionar su negocio como un lugar donde pasan cosas verdaderamente interesantes, más atraerá a la gente exitosa que querrá ser parte de su equipo.

Seleccione cuidadosamente a los líderes. Los grandes equipos están hechos de talentos únicos trabajando juntos como iguales. Aún en esos equipos hay una persona que actúa como el maestro, el líder que provee el sueño y orquesta los esfuerzos de los demás para conseguir ese sueño.

Reto: El líder de un equipo exitoso debe tener un estilo de liderazgo que se adapte al grupo. Los modelos estándar –especialmente el del comandante- ya no funcionan. Usted no puede entrenar a los talentos a ser obedientes. Los grupos exitosos son argumentativos y gustan de las discusiones. Son irreverentes. Cuestionan la autoridad.

Rol del líder: Hace decisiones necesarias sin limitar innecesariamente la autonomía del resto del grupo. Actúa de manera decisiva, pero nunca arbitraria. Mantiene al grupo enfocado para eliminar distracciones.

Ponga a la gente correcta en el trabajo correcto. Los equipos exitosos no operan en base a jerarquías rígidas o cadenas de comando que les son impuestas. Los grandes equipos se orquestan a sí mismos. Típicamente, la gente sabe para qué son buenos y buscarán hacer esas tareas.

Haga las siguientes preguntas: ¿Qué queremos hacer?, ¿Cuáles son las funciones importantes para hacer lo que queremos hacer?, ¿Quiénes son las personas que son buenas haciendo esas funciones en particular?

Estrategia: Una vez que esas tres preguntas están contestadas, estaremos hechos…y tendremos un gran equipo.

Cree visión e inspiración continua. Los equipos exitosos piensan que están en una misión vital. Están llenos de creyentes, no gente con dudas. Ellos creen que lo que están haciendo realmente va a importar, que su trabajo realmente va a hacer la diferencia.

Cuidado: usted no puede inspirar esta actitud in la gente. Usted no puede sólo hablarles bonito y esperar que la gente haga grandes cosas por usted. En el corazón de cada gran equipo hay un sueño. Usted, el líder, debe crear ese sueño y creer que es verdaderamente importante ganar el jugo, lograr que el proyecto se haga. Luego, debe mantener el sueño como una alta prioridad, convenciendo a su equipo una y otra vez que cada uno de ellos está trabajando para un objetivo que es significativo.

Conclusión: Una visión suficientemente poderosa puede transformar lo que sería trabajo pesado en sacrificio inspirado.

Los científicos del Proyecto Manhattan estaban dispuestos a suspender sus carreras porque creyeron que el lograr un mundo libre dependía de eso.

Traducción: Carlos Segura